Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Los speedruns son una cosa de maravilla, ver a alguien pasar un juego que a ti te costó 100 horas vencer en tan sólo unos minutos es una experiencia con la que sólamente los videojugadores pueden identificarse. Summoning Salt es un canal de YouTube dedicado a narrar la historia de diferentes speedruns, sus comunidades y curiosidades sobre los mismos y creó un increíble video acerca de la historia de un hombre adelantado a su tiempo que sostenía todos los récords en Mike Tyson’s Punch-Out!! y cómo una comunidad revivió para romper aquellos tiempos que parecían insuperables.

Hoy en día la experiencia de la mayoría con Punch-Out es a través de Super Smash Bros. donde desde su 4 iteración, Little Mac es un personaje del juego, pero si tuvieron la fortuna de jugar su juego de origen en el NES o en los arcades entonces saben que Little Mac lleva mucho más tiempo en el ring.

A principios de los 2000, la comunidad de speedruns de Punch-Out estaba muy activa que en el curso de los siguientes 10 años perdió a la gran mayoría de sus miembros, hasta que finalmente en 2010 el jugador sinister1 empezó a hacer runs del juego de nuevo y se encontró con algo muy interesante: todos los 14 récords posibles del juego le pertenecían a una sola persona, Matt Turk

Turk no solamente estaba a la cabeza de la ahora inexistente competencia sino que estaba muy por delante de lo que los demás speedrunners del juego tenían que ofrecer. En su documental de cerca de 1 hora, Summoning Salt nos cuenta la historia del renacimiento de esa comunidad y como los speedrunners tuvieron que unirse bajo la misma meta de vencer los aparentemente imposibles récords de Matt Turk. Y uno a uno fueron cayendo.

Les tomó 5 años. En el video se muestra a detalle la historia de cada uno de los 14 récords, los speerunners que lograron superarlos y el por qué fue tan difícil y tardado el desbancar los récords legendarios. Falta de recursos, optimización de estrategias, ejecución complicada en centésimas de segundo y muchísima suerte fueron algunos de los principales obstáculos que se requirió vencer para romper los inverosímiles récords. 

Una historia digna de ser contada, parece mucho tiempo pero si les gustan los speedruns o los retos en videojuegos en general, no será en vano la vista. Además que sirve para pasar el rato en la cuarentena y la música que acompaña al video nos hace recordar los viejos tiempos de 8 y 16 bits: una joya audiovisual.

Fuente: [YouTube]

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.