Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

¿Te imaginas ganar miles de dólares gracias a tus increíbles habilidades en los videojuegos y perderlos porque no tienes tu licencia ‘pro-gaming’? Acómpañame a ver esta triste historia.

Durante el Tokyo Game Show, Momochi, un mítico jugador de Street Fighter generó $46,000 dólares gracias a un torneo, pero desgraciadamente no pudo ver nada de ese dinero debido a que no poseía una licencia que le permitiera lucrar de ello. Desafortunadamente no fue el único, pues el ganador de Puzzle & Dragons también sufrió del mismo mal.

Este estudiante de secundaria, Yuwa, quedó en primer lugar y se volvió merecedor de 5 millones de yenes, que son 46,205 dólares. Como dijimos anteriormente, no vio nada de ese dinero debido a la falta de documentación necesaria, pero al menos no se fue con las manos vacías. Al fin y al cabo, el honor y la gloria valen más que todo el dinero del mundo, ¿no? Pues no, ya que al menos le dieron unos audífonos, una dotación anual de chocolate de almendras y lo mismo pero con bebidas energizantes.

Según Japón y su “sistema”  de licencias de juegos profesionales, los jugadores entre 13 y 15 años de edad necesitan competir bajo una licencia junior, lo que los obliga a rechazar todo premio monetario. Y está bien, pero no, pues Japón tomó esta medida en pro de que los estudiantes se concentren en su trabajo escolar, en formar una carrera, sin embargo, les están negando dinero que ganaron a base de esfuerzo. Recordemos que esto YA ES UN DEPORTE, y que limitar de esta manera a los competidores es simplemente… feo, porque no puedo usar mi vocabulario usual.

Eso si, Japón deja claro que la educación obligatoria mínima es la secundaria, así que los estudiantes tendrán control total de sus competiciones después de dicho ciclo.

¿Qué dijeron los presentadores al tener que guardarse el dinero del premio y entregarle solo el trofeo?

Aaaah, that’s too bad. / Aaaah, qué mal.

Después, en Twitter, Yuwa compartió lo siguiente:

Recibí honor en vez de dinero.

Bueno, al menos Yuwa tiene las prioridades en orden. Aunque seguro que unos centavos de más no le hubieran caído mal.

Fuente: [Kotaku]

 

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.