Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Remedy Entertainment resalta como desarrollador cuando se trata de juegos… “diferentes”; desde Alan Wake, Max Payne, hasta el dudoso pero ambicioso Quantum Break y es de hecho gracias a este título que permite a Control tener éxito en la crítica y el mercado.

Para poder hablar de este juego es necesario explicar algunas cosas ya que la información no llega de manera simple ni de manera comprensible en primera instancia, así que hablaré en términos generales y explicaré cómo funciona… el mundo.

Si yo te dijera que existen fenómenos “paranaturales” que alteran al mundo y su realidad, ¿cómo podrías lidiar con ello? El Buró Federal de Control (FBC por sus siglas en inglés) se dedica a revisar, controlar y manipular estos fenómenos conocidos como Eventos que Alteran al Mundo (AWE en inglés), que son intrusiones sobre la realidad percibida que está forjada por el inconsciente colectivo (memes).

¿Todavía estás conmigo? Se pone mejor.

Ya no estamos hablando de viajes por el tiempo, ni historias de terror con toques de ciencia ficción, estamos hablando de realidad, percepción y un concepto que va más allá de únicamente entender el tiempo y el espacio, sino de la racionalizar tu existencia.

Todavía hay más, pues los AWE producen objetos de poder, que son únicos y le brindan habilidades “paranaturales” a quienes los porten. Estas personas son conocidas como “Parautilitarianos”. Los elementos que implican la existencia de éstos también involucran al buró, que tiene su base principal conocida como “Oldest House” o “Casa Vieja”, donde albergan grandes secretos y es aquí donde empezaremos nuestra aventura.

En este juego, tomas el control de Jesse Faden, quien está tras el paradero de su hermano menor Dylan. Ambos estuvieron involucrados en un evento de alteración del mundo y un objeto de poder que puede abrir portales a otras dimensiones, desafortunadamente esta interacción ocasionó la desaparición de todos los adultos de un pueblo. El buró se enteró de esto y decidió arrestar a Dylan por esta situación y confiscaron el objeto de poder para otros propósitos.

Equipada con su propio objeto de poder en mano (en forma de una pistola), Jesse ataca Oldest House… y se topa con un edificio aparentemente vacío y con un caos invasor que no puede comprender, pero no vamos a detenernos aquí, ¿verdad?

Como juego de disparos en tercera persona es un éxito, pues la respuesta en jugabilidad y el manejo de Jesse se siente fluido, responsivo, divertido y brinda una sensación de poder cuando llegas a obtener más habilidades; pero tampoco eres invulnerable, pues tus enemigos a menudo tomarán acciones agresivas y buscarán oprimir tu ofensiva de manera inteligente. Esto se agradece, pues Quantum Break en ocasiones parecía un juego estúpido que recompensaba las malas decisiones con enemigos tontos y situaciones extrañas o embarazosas debido a su pobre optimización en inteligencia artificial.

Esto no pasa aquí, al menos no del todo. Ya que, Remedy aprende de sus errores y le brinda a este título un mejor control en el personaje que manejamos, una inteligencia artificial superior y un trabajo audiovisual muy importante que es clave para sumergir al jugador en una atmósfera única que puede llegar a ser aterradora por la naturaleza de “lo desconocido”.

Control es un juego audiovisualmente ambicioso y esto en ocasiones puede quedarse más con lo conveniente, porque la optimización en versiones de consola puede llegar a sentirse bastante triste por los bajones brutales de tasas de cuadro por segundo. Imagínate que estás luchando valientemente contra las fuerzas Hiss (tus enemigos principales) y entonces todo baja a 10 cuadros por segundo y no puedes moverte bien, ni disparar correctamente porque los efectos, el motion blur y la aberración cromática están comiendo directamente del plato de los recursos, volviendo la jugabilidad un reto por sí mismo.

Y, vaya, en PC uno puede decir que es un juego impecable, hermoso y con tiempos de respuesta ejemplares; también es uno de los primeros juegos importantes en recibir el tratamiento especial del ray tracing de las tarjetas gráficas RTX de nVidia, y claro, es como muchos dirían: la experiencia como debería de ser desde un inicio.

El título es intrigante y hace referencias muy interesantes e inesperadas hacia Alan Wake, dando a entender que lo sucedido en ese título fue producto de un evento de alteración del mundo. Esto eleva nuestras mentes a explotar en curiosidad y tratar de entender si se trata de un mismo universo, que, aparentemente, “no necesariamente tiene que serlo” según el director de Control, pero que es una buena forma de establecer una especie de continuidad entre sus juegos (que yo traduzco como universo compartido pero que no quieren arruinar la sorpresa).

 

Oscuro, revelador, divertido y en ocasiones defectuoso, Control es un juego que demuestra que Remedy Entertainment es esa clase de desarrollador que busca estar siempre fuera de la caja y que nos narra una interesante trama con alianzas, traiciones, locura y acción sobrenatural que pueden tener visuales, conceptos de realidad y escenas absolutamente espectaculares que te llevarán a pensar, imaginar y sentir que el mundo realmente ha vivido estos eventos sobrenaturales.


Cuéntanos qué te pareció o si estás interesado en jugarlo.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.