Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Saints Row es una franquicia reconocida por su irreverencia, falta de seriedad e infinidad de formas de matar seres humanos. Algunos de ustedes no estarán de acuerdo, pero a mi parecer la mejor entrega de la saga es la tercera, así que por lógica la versión remasterizada del tercer título debería ser una obra maestra ¿verdad? Acompáñenme a descubrir si realmente es tan bueno como parece.


Hay poco que decir respecto a la historia y trasfondo del juego, ya que lleva años siendo parte de la lista de los juegos populares de mundo abierto. Lo único que se debe resaltar es que adoptamos el papel del jefe de los ‘Saints’, una pandilla de criminales que tienen sus propias marcas de bebidas energéticas, tiendas, entre muchos otros artículos publicitarios. Esto provoca la envidia de las otras pandillas que finalmente los hará confabular contra nosotros. El objetivo es acabar con ellos y recuperar el control de nuestra ciudad.


Aclaremos que al tratarse de una versión ‘Remastered’ podemos afirmar con total seguridad que los gráficos en general se han visto mejorados. La ciudad y los escenarios ahora se ven más detallados, con más profundidad y los efectos especiales son más notorios. Desgraciadamente, hay fallos que esta nueva versión de Saints Row The Third sigue cometiendo.

Las animaciones y los movimientos de los personajes son rígidos. Sabemos de antemano que el aspecto caricaturizado del título lo justifica, y aunque Saints Row jamás ha dependido de su arco argumental y puesta en escena sino de su locura y acción constante, es algo a lo que se le debió prestar más atención.

Constantemente verás a un NPC perdido, sin idea de qué hacer mientras se desarrolla un combate. Los podrás ver corriendo en un mismo sitio sin moverse ni un centímetro, acercarse a ti “sigilosamente”, literalmente en frente de ti, o incluso disparando o atropellando a sus propios compañeros de pandilla. Ciertamente la inteligencia artificial de este Remaster no es la mejor que hemos visto hasta ahora

El sistema de manejo es sin lugar a dudas el peor que hemos visto hasta la fecha. Y sí, sabemos que es el mismo desde el comienzo de Saints Row, y por eso es el peor. Han pasado años y años desde el lanzamiento de su primer título, ¿realmente es tan difícil modificarlo para hacerlo menos terrible? 


La lluvia: fatal. Simplemente se ve como si yo mismo hubiera generado la partícula de lluvia en el primer semestre de la carrera de animación.

Y ya para acabar con los fallos: los esbirros. Entre las distintas bandas que hay en el juego podemos diferenciar al hombre, la mujer y… “algo”, personajes enormes con armas como lanzallamas y otras con hachas “mágicas”. Esta variedad está bien, pero no lo suficiente. Matas a un NPC y aparecen diez copias del mismo frente a ti a los minutos. Al menos pudieron haberse molestado en modificar el atuendo de los NPC para que no fueran idénticos


Siempre me ha gustado comparar Saints Row con una película de acción tan absurda que raya en lo divertido pero sin cruzar esa fina línea. Por ejemplo, en la primera hora del juego nos lanzamos desde un avión, junto con una compañera, y solo nosotros tenemos paracaídas.  Mientras la sujetamos para que no caiga al vacío, un avión se dirige directo hacia nosotros. ¿Qué hace nuestro personaje?, dispara a los cristales de la cabina de conducción, entramos a toda velocidad en el avión, matamos a unos cuantos gangsters en milisegundos de vuelo, noqueamos a un enemigo con una tacleada aérea y justo al salir del avión por la parte trasera, nuestra compañera cae en nuestros brazos, como si nada. Somos conscientes de que es un videojuego y en ellos todo es posible, pero esto ni Tom Cruise lo hace.


Lo anterior es solo una pequeña parte del modo historia. Las actividades secundarias son tan locas e irreverentes como la historia principal. Ya sea que quieras subirte a un coche en movimiento para hacer ‘Car Surfing’ y ganar unos puntos extra para subir de nivel, o simplemente pilotar tu avión futurista que dispara rayos láser y misiles de alto alcance (el cual consigues en apenas una hora de juego y de forma gratuita), tendrás muchas cosas sin sentido qué hacer. Incluso hay una actividad en la que tienes que hacerte el mayor daño posible para sacarle la mayor cantidad de dinero a tu seguro de gastos médicos. 


Ya dijimos que Saints Row se centra en la acción y en los disparos, ¿pero qué tanto? Mientras consigues ‘respect’, lo equivalente a la experiencia para subir de nivel, puedes desbloquear distintas habilidades, mejoras y herramientas para hacer más divertida tu experiencia de juego. ¿Quieres noquear a tus enemigos con llaves de lucha y golpes en la entrepierna? Adelante. ¿Quieres usar dos metralletas en vez de una para convertir a tus enemigos en rodajas de queso? Puedes hacerlo. Saints Row te da armas de destrucción masiva para que la diversión no se detenga en ningún momento

Si no has jugado Saints Row The Third o ninguno de la franquicia te recomendamos que comiences con este, a pesar de no ser perfecto podrá darte horas y horas de diversión a un buen precio. Aquí no habrá nada de seriedad, solo irreverencia, locura y muchas actividades igual de absurdas por llevar a cabo para convertirte en el gangster más gangster de todos.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.