Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Comencemos por aclarar que cualquier amante de Capcom, con todo y el logo tatuado en el brazo, no va a quedar satisfecho con este remake debido a notables cambios y sustracciones que el título sufrió de 1999 para acá.

MISMA HISTORIA, DISTINTA PERSPECTIVA

Resident Evil 3 vuelve a nosotros con una sensación similar a la original de hace tantos años. Raccon City es víctima de los experimentos de Umbrella y el accidente provocado en la famosa mansión ubicada en las cercanías de la ciudad, lo que genera en Raccoon City un caos incontrolable en el que los zombies son la preocupación menor. 

Jill Valentine, nuestra desafortunada protagonista, espera en su casa tranquilamente a recibir órdenes por parte del Special Tactics And Rescue Service (STARS) cuando un monstruo muy coqueto y amigable irrumpe en su morada. Nemesis, el amigo de todos, cubierto por una especie de material protector de amenazas biológicas, quien nos perseguirá hasta el cansancio. A medida que recorremos la ciudad huyendo de este carismático personaje, vamos desbloqueando distintas armas y herramientas que nos facilitan, pero no mucho, la tarea de enfrentar a las múltiples criaturas que son parte de esta remasterización. 

Y como algunos ya sabrán: esto sucede al mismo tiempo que los hechos acontecidos en Resident Evil 2 Remake, del cual reusaron la estación de policía.

¿QUIÉN SE ROBÓ A MI ZOMBIE?

Sí, es Resident Evil y obviamente hay zombies, pero también hay perros, Hunters Betas, Hunter Y, Drain Deimos, Lickers y poco más. A pesar de tanto “bicho”, la ausencia de dos criaturas es bastante notoria. El Grave Digger y los cuervos se extrañan de una manera un tanto irónica: nos hacían daño pero los queremos de vuelta. Sobre todo porque una sección bastante grande del juego se omitió por completo debido a la ausencia del ‘gusano gigante’, lo que le resta un poco de similitud y duración al juego. Eso sí, la acción, miedo y sensación de ser vigilado no se pierde del todo.

JILL… ¡CORRE!

Es cierto, Nemesis ya no es lo que el título original nos presentó. Por si no lo jugaste, te explico a qué me refiero: Nemesis tenía esa particularidad de aparecer en momentos completamente aleatorios que podían arruinarte la partida. En cambio, ahora todos los encuentros con Nemesis están programados con unas cuantas cinemáticas, pero esto no le demerita en lo más mínimo. A los pocos segundos de que aparece, eres tú contra él, corriendo por tu vida mientras le disparas con la esperanza de que una bala te rebote y te mate para que él no lo haga antes. Entonces de aleatorio no tiene nada, pero ese miedo, ese temor de que te alcance y te golpee hasta la muerte se sigue sintiendo en el mando.

Pelear con él tiene sus ventajas, ya que una vez le infliges suficiente daño se queda incapacitado por cierto tiempo y además suelta una mejora de pistola o munición extra, lo que te da tiempo extra para correr, esconderte y rezar que no te encuentre, lo que es imposible…

En determinadas ocasiones tendremos un combate contra él que, además de ayudar a que avance la trama, provocará un cambio en el diseño de Nemesis. Por ejemplo, en el primer combate él usa un lanzallamas, lo cual quema su ropa, su piel y su bello rostro. Después adapta una forma ‘bestial-acuática’ que lo hace más rápido y letal a corta distancia. El hecho de que su aspecto se vaya modificando cada cierto tiempo solo lo hace más horripilante, aterrador y, sobre todo, letal. 

¿PRIMERA VEZ? ;)

Bien se dice que si algo funciona, no lo rompas, y parece que Capcom “arregló” lo que no debía.

Una de las mecánicas principales en este remake es el esquivar, que te permite…pues esquivar cualquier ataque o agarre por parte de cualquier enemigo, incluso de Nemesis. Este ‘dash’ te da un ‘momentum’, es decir una cámara lenta, que te da tiempo suficiente para apuntar al enemigo que acabas de esquivar. Esta habilidad ya estaba en el título original, y eso está genial. Sin embargo, la mecánica de defensa con el cuchillo que se implementó en Resident Evil 2 Remake fue removida en este juego. Capcom dio un paso hacia atrás. Algunos dirán que el dash hace el gameplay demasiado fácil, y en teoría sí, si logras usarlo en el milisegundo correcto. 

¿PUZZLES? NO, GRACIAS

No es que se trate de un juego de acertijos, pero debemos ser asertivos en el hecho de que Resident Evil, al menos los títulos originales, contenían puzzles, es decir acertijos, que significaban un desafío importante para el jugador. Ya fueran parte esencial del juego o una mera forma de brindar al jugador armas o munición extra, en esta entrega los puzzles son reemplazados por lo que podría describir como un juego de niños.

Por ejemplo, ves un mecanismo con tres orificios con formas de rubíes de tres colores distintos. Como no tienes ni idea de para qué es sigues adelante. A los pocos minutos te encuentras un rubí de ‘equis’ color y te dices a ti mismo “esto es de color rojo, el mecanismo de antes tenía color rojo, seguro tiene algo que ver”. Y sí, rápidamente te das cuenta de que solo necesitas encontrar los otros dos y listo, regresas, los colocas en el mecanismo y eso es todo, armas y munición. Lo realmente “difícil” es buscar las piezas.

De nuevo, no es que sea un videojuego de acertijos ni nada parecido, pero quienes jugamos los títulos originales sabemos por qué esto es importante

TRES R: RECICLAR, REUTILIZAR Y RESIDENT EVIL

No vamos a asumir nada por parte de Capcom, pero debemos decir que el aspecto de Nemesis en cierto punto del juego parece el de un Licker del Resident Evil 5, pero gigante. Los zombies son exactamente iguales a los de RE 2 Remake. No estamos diciendo que hayan ahorrado dinero en eso… ¿o sí? Las primeras y últimas peleas contra nuestro antagonista amigo de los niños, Nemesis, son iguales.

Por otro lado, el diseño de Jill Valentine es exquisito. El personaje está perfectamente diseñado para ser ruda, femenina y hermosa a la vez. El cabello de este, tanto de otros personajes, es sin duda magistral. Las explosiones también, bonitas de ver. 

¿RESISTANCE? MEH…

La mayor sorpresa no fue ver que Resident Evil Resistance estaba incluido a la hora de comprar el RE 3 Remake. Lo que realmente sorprendió al público fue que estuviera desbalanceado y no que fuera Los Mercenarios. A pesar de que el título original no tenía ningún modo de este estilo, los fans más apegados a la saga aseguran que hubiera sido una mejor apuesta que Resistance.

Calificándolo como “un modo de juego que nadie pidió”, Resistance es una modalidad que permite a un jugador controlar toda una central repleta de los peligros de la franquicia para detener a otros cuatro jugadores de escapar de las instalaciones. Ya sean zombies, trampas o incluso el propio Mr. X, los cuatro jugadores deberán recorrer el mapa en busca de objetos clave que permitan continuar hasta encontrar la salida, mientras que el jugador solitario hace lo posible por eliminarlos.

Personalmente, considero que la apuesta es buena y que debería dársele una oportunidad. Obviamente la mayoría tratará de jugar como “la mente maestra” y no como un superviviente, llevamos toda la saga jugando ese rol. Y a pesar de ello, es cuestión de arreglar las numerosas ventajas que tiene el jugador solitario contra el equipo de supervivientes. 

¿ACASO ES UN SPEEDRUN? 

Pues sí, realmente el juego dura poco y no hay mucho que decir para defenderlo. Dura poco en comparación a otros juegos de la saga, punto. Se supone que Resistance está ahí para darle más tiempo de vida, pero en su estado actual y con la opinión de los jugadores… lo dudo.

GRACIAS, SUPONGO

Desgraciadamente las prisas le ganaron a Capcom. Raccoon City luce espectacular, aunque falten algunos lugares clave del título original. Sus amenazas son tan letales que pueden ser esquivadas con un simple botón, si lo sabes usar. Las peleas con Nemesis están tan bien hechas que se repiten. Los zombies y algunos monstruos son tan similares a los de juegos anteriores que hasta pareciera que todos provienen del mismo laboratorio de Umbrella. El sistema de apuntado es como rígido, o sea no muy “chido”. Usar a Carlos y sus armas de fuego pesado facilita de más el gameplay. Los gráficos son inmejorables. Se medio siente el survival horror.

Capcom, no te digo que mal, solo te digo que si te dejan tarea hazla con tiempo. Tal vez fue culpa del Coronavirus, tal vez no, pero tómate tu tiempo. 

Mi conclusión es que es una buena experiencia de juego, gratificante si no eres muy exigente. Cumple con parte de lo prometido y da gusto saber que hicieron lo posible por ofrecer algo "innovador" en un remake. Vale la pena jugarlo, los sustos no sobran. Si realmente piensas jugarlo, te recomiendo la experiencia auténtica: el modo difícil. Verás lo que es bueno.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.