Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Hablar de Little Nightmares es hablar del inesperado éxito de un indie que en 2017 sorprendió al género de juegos de Terror y Suspenso al presentarnos una propuesta que no se apoyaba de jumpscares o screamers, el barato y trillado recurso que en aquel entonces tenían los juegos más populares del género.

Refrescando al género

La llegada de este título fue gracias al gran trabajo del estudio desarrollador Tarsier de Suecia, un equipo de no más de 50 mentes creativas que tomaron elementos de juegos de plataforma con exploración y acertijos para crear lo que inicialmente se llamaba “Hunger”. Cuando se presentó el juego ante el público, se hacía notar la referencia o estilo con la atmósfera de juegos como Limbo e Inside de PlayDead Games. Aunque las comparaciones fueron en el buen sentido, Little Nightmares agrega un poco más a la fórmula.

El juego nos permite experimentar y adentrarnos en el tétrico y sofocante mundo de Six, una hambrienta niña atrapada en las Las Fauces, un misterioso faro / embarcación que sirve de abastecimiento para el capricho de locas y poderosas criaturas. A esta entrega le siguieron 3 DLC 's que sirvieron para dar más contexto y otra perspectiva de los sucesos de la campaña original, obviamente, con un giro inesperado que nos dejó helados al recordarnos que en en esta historia no existen buenos ni malos.

Una historia directa para seguir hilando teorías

Ahora, 4 años desde el estreno de la primera entrega, nos llega Little Nightmares II, con la promesa de seguir explorando los misterios que quedaron el aire y de paso llevar a la ahora franquicia a un nuevo lugar con renovadas mecánicas.

Narrativamente hablando, esta secuela se ubica después del escape de la pequeña Six, quien es encontrada por Mono, un niño que usa una bolsa de papel como máscara. Juntos deben trabajar en equipo para sortear los peligros y amenazas de varias locaciones de la fría y temible Ciudad Pálida.

Dentro de esta ciudad se encuentra la Torre Negra, la cual controla The Thin Man (El Hombre Delgado que vimos colgado al inicio del primer juego y quien hizo su aparición al final del DLC “Secrets of the Maw”). En lo más alto de este edificio se encuentra una antena emitiendo una señal que mantiene hipnotizado a todos quienes vean dicha transmisión por los televisores.

Aparte de la variedad de locaciones, el juego se luce en mostrarnos especiales y bien ejecutadas situaciones cinemáticas de suspenso, terror y persecución, así como una variedad de enemigos, entre los que destacan el Cazador, La Maestra con sus alumnos acosadores, El Doctor Oruga con sus pacientes con Fotofobia y los incontrolables espectadores poseídos por la señal de la Torre Negra.

Pequeños ajustes = Experiencia satisfactoria

En cuanto a Gameplay y novedades, Tarsier Studio no quiso alejarse de la fórmula del primer juego, por lo cual agregaron unas cuantas cosillas para no desvirtuar la experiencia. Aun así se agradece las pocas mecánicas de combate e interacción con objetos, de igual forma se pudo notar una mejora en la movilidad del personaje, quien es más responsivo y cada vez que uno falle, no sentirás la frustración de haber sido por algo externo a la propia habilidad de uno.

Probablemente muchos pensarán que ahora que Six está haciendo equipo con Mono, abre la puerta a un modo Cooperativo. Lamentablemente no es posible jugar de dicha forma, Six solamente sirve como una IA que nos auxilia en ciertas situaciones, aunque no negaré la gran ayuda que brinda, ya sea al mostrarnos pistas del entorno o el camino que se debe cruzar. Pero sin lugar a dudas nos hubiera encantado tener un modo Cooperativo.

Una bella pero corta pesadilla

En el área de dificultad y avance, esta secuela tiene suficiente acertijos para ponernos a pensar, aunque no son complejos ni frustrantes, habrán momentos en donde nos tendremos que detener a observar de mejor forma nuestro entorno. Algunos consisten en patrones, otros en buscar objetos para activar elevadores o puertas, pero habrán algunos donde la lógica y el buen oído te ayudarán a encontrar el camino correcto, por más lineal que parezca el juego.

Visualmente hablando, el aspecto 3D en la movilidad es un plus que aumenta la sensación de tensión y lúgubre claustrofobia, pero a la vez nos invita a la exploración, lo cual recomiendo hacer en gran medida, ya que, cada rincón oculta pistas y secretos que podrían mostrarnos detalles y coleccionables (sombreros y máscaras) del universo de Little Nightmares.

No existe la perfección

Entrando al espacio de las cosas negativas del juego, rápidamente debo mencionar que al tratarse de una secuela, el juego tiene más duración que la primera entrega, aunque no es tanta como uno esperaba (4-5 horas). Aunque el tiempo es un estimado, podría decirse que me quedé con ganas de seguir moviéndome dentro de las bien detalladas locaciones del juego.

Otro aspecto que podría afectar a ciertos jugadores, es la perspectiva a la hora de entrar en combate, la dimisión de los cuartos y los ángulos podrían hacerles una mala jugada al no medir bien los ataques. No es algo grave o que afecte tanto, simplemente es una advertencia para tener en mente.

Fuera de esos dos aspectos, el juego es increíble, una gran secuela a una franquicia que nos emociona con su silente narrativa, la cual nos pone en bandeja de plata un sin fin de teorías de lo que podría estar pasando con Six, Mono y todos los seres de este hermoso pero a la vez terrorífico juego.

Fin de la transmisión...

Cabe destacar el gran trabajo en el diseño general del juego y el uso de las temáticas psicológicas al representar miedos infantiles y traumas materializados en amorfos enemigos, acciones y locaciones. Al final (el cual no revelaré por resto), nos quedaremos con un hueco en el pecho al descubrir el destino de estos pequeños personajes y la manera en la que podría afectar a una futura entrega o DLC 's (sí, queda con suficiente material para contar más historias).

Me atrevo a decir que la franquicia de Little Nightmares llegó para quedarse y darnos un mundo donde nuestros miedos se materializan con una impecable y minimalista fórmula que nos invita a seguir armando su misterioso rompecabeza narrativo que Tarsier Studio ha estado cocinando.

Debo cerrar estas líneas, ya que estoy deseoso de volver a jugar (para encontrar todos los secretos que se me pasaron en mi primera partida). Así que al igual que yo, te invito a que te des la oportunidad de entrar a los horrores que se esconden en Little Nightmares 2 (jueguen el primero también), el cual estará disponible en PlayStation 5, PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox Series X, Xbox One y PC desde el 11 de febrero de 2021.

- Agradecemos a nuestros amigos de 3nMedia y Bandai Namco Entertainment, por habernos dado la oportunidad de reseñar el título -

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.