Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Gods Will Fall es un juego de acción de fantasía oscura con un toque roguelike, en donde acompañarás a ocho valientes guerreros en su rebelión contra los dioses. Desarrollado por Clever Beans, este juego es una apuesta para los fanáticos de la mitología celta con el estilo aleatorio que un roguelike puede ofrecer.

La rebelión inicia pero pocos serán la esperanza del pueblo

Los dioses han gobernado a la humanidad por miles de años, exigiendo tanto a hombres, mujeres y niños a ser sus fieles servidores durante toda su vida, mientras que aquellos rebeldes serán torturados y asesinados sin piedad. Su reinado está próximo a terminar.

Muchos guerreros tomaron sus armas y se dirigieron a la isla de los dioses, en donde deberás combatir contra sus seguidores en los diez reinos para finalmente enfrentar a cada uno de los dioses. Lamentablemente, sólo ocho guerreros sobreviven el viaje, por lo que dependerá de ellos recuperar la ansiada libertad.

Una escasa variedad de personajes y armas a elegir

En Gods Will Fall no hay protagonistas, pues en cada partida obtendrás a diferentes guerreros de variadas formas y tamaños, al igual que armas de corto alcance diferentes, con las que se defenderán. Controlarás a todos al mismo tiempo mientras estés en el mapa, hasta que estés a punto de entrar a uno de los reinos, donde elegirás a uno para enfrentar al mal.

Cada personaje cuenta con sus propios stats, algunos incluso tienen habilidades únicas. Los puntos de vida se toman como Vigor y algunos personajes se sentirán más motivados o temerosos a enfrentar a ciertos dioses, ya sea por vendettas personales o pesadillas que los aquejan.

De igual manera, cuando uno de tus personajes cae en batalla, algunos estarán más motivados a tomar venganza y sus stats estarán potenciados, aunque a final de cuentas importa más tu habilidad con el estilo del personaje.

Un gameplay repetitivo y sin muchas herramientas

Al ser un roguelike, cada partida es única y comienzas en el mismo lugar siempre; sin embargo, una de las características que hacen único a Gods Will Fall es que la dificultad de cada reino variará, así que puedes comenzar en uno fácil o en uno muy difícil, no lo sabrás hasta que lo intentes.

El punto malo de esto es que el punto de inicio siempre será alejado de todo, cuando lo ideal hubiera sido iniciar en medio del mapa, por lo cual los jugadores menos pacientes siempre jugarán los niveles más cercanos.

Por si fuera poco, los guerreros son muy rápidos o muy lentos, esto también dependerá del arma que tengan, ya que no es lo mismo un mazo que una lanza (la mejor arma, en mi opinión). Así que debes de calcular muy bien tus ataques para no ser víctima de una arremetida por parte del enemigo.

Para esto tienes en tu poder una especie de dash con el que podrás esquivar más fácilmente los ataques, pero también lo puedes emplear como un parry para destantear a tu enemigo. Esto es útil cuando hay varios enemigos, pues con un ataque los puedes tirar al suelo, pero es tardado si deseas matarlos rápido pues estando tirados sólo reciben daño con un ataque aéreo.

Algunas armas inmovilizan mejor al enemigo pero por lo general estos penetrarán tu defensa si no sabes lo que estás haciendo, así que se vuelve un juego donde debes de hacer parries perfectos o de esquivar ataques y sólo atacar hasta que tengas una mejor oportunidad.

La sed de sangre te salvará la vida en más de una ocasión

Es muy fácil perder vida en este juego, pero a la vez también es sencillo recuperarte, pues con cada golpe, muerte y parry empleado, tu sed de sangre aumentará. Conforme más hagas sin recibir daño, se llenará una barra que podrás activar para recuperar tu vida y a la vez hacer más daño durante un corto periodo de tiempo.

Debes de permanecer atento a esta barra, pues algunos enemigos pueden bajar más del 75% de tu vida si no tienes cuidado. Afortunadamente para ti, puedes encontrar ítems en el suelo que recuperarán tu vida, mejorarán ciertos stats o que podrás usar para defenderte, como escudos.

Podrás recoger las armas de tus enemigos y lanzarlas para defenderte de los que están lejos de tu alcance, aunque el daño que haces es poco en comparación con el tiempo que toma realizar tal acción.

Cuida bien a tus guerreros o úsalos como carnada

Algo que aprendimos al jugar Gods Will Fall es que primero debes de usar un guerrero con el que no estás familiarizado, de esta manera puedes calar la dificultad del mismo, pero solamente en un inicio, si ya llevas tiempo jugando entonces sólo dependerá de los personajes que te toquen, lo cual vuelve limitado tu repertorio, o bien, te obligan a dominar los estilos de todos.

Si tu guerrero cae en batalla, o simplemente no viste un precipicio, será capturado, por lo que podrás decidir si continuar con otro guerrero para terminar el nivel y rescatar a los que derrotaron, o dirigirte a otro reino para recaudar más experiencia y armamento. Una vez que los rescatas es probable que sus stats se vean reducidos, pues la derrota merma su motivación y confianza.

En otras ocasiones morirán y ya no será posible recuperarlos, así que técnicamente tienes 8 vidas en total, pero pueden considerarse más al ser rescatados aunque con menos utilidad que en un inicio.

Gráficas que parecen de hace 20 años y un soundtrack aclimatado

Cuando hablamos de un indie solemos no tomar tanto en cuenta la cuestión de los gráficos, pero al estar ya acostumbrados al poder de las últimas consolas, es inconcebible comparar este juego con lo ya visto en el Nintendo Wii. Desde luego, la resolución es buena y no hay ‘blurry’ alguno (ya sería el colmo) pero a jugadores que les importa este apartado, se verán decepcionados.

El intro te hace esperar un poco más, sobre todo por la fluidez con la que corre y la tensión que te genera la historia, pero una vez iniciado el juego te das cuenta que los personajes carecen de toda personalidad e incluso los más interesantes suelen pasarte de largo al poco tiempo, aunque esto pudo ser intencional.

La música es todo lo que esperarías de la mitología celta, con ambientación mientras te vas adentrando en los dominios de cada dios hasta el momento en el que te enfrentas a ellos, donde el ritmo se acelerará alentándote a encontrar su punto débil, que no te será tan sencillo como crees.

Un buen concepto que le faltó una mejor implementación

La dificultad del juego varía, lo cual puede resultar frustrante para los jugadores que aún no están acostumbrados al juego, sobre todo por lo alejados que están los demás reinos y al manejar a todos los personajes al mismo tiempo, alenta el traslado hacia estos porque algunos guerreros se quedarán atrás, incluso se pueden llegan a atorar en el mapa.

Una vez dentro de un reino descubrirás que no hay checkpoints, por lo que debes eliminar a los esbirros y al dios de una sola sentada, lo cual sería bueno si el sistema de ataque no fuera tan lento y limitado.

Algo de lo que nos dimos cuenta es que algunos reinos eran imposibles de completar, probablemente por un bug no intencional que impedía registrar el daño, o incluso puede ser que antes se deba de cumplir un requisito, pero el juego no es lo suficientemente claro en cuanto a estos objetivos, de ser así. Esto se puede solucionar con alguna actualización, por lo que esperemos que en Día Uno se solucione.

Algo que realmente faltó fue agregar la historia de cada uno de los dioses y de sus reinos, pues solamente te encargas de llegar y derrotar a los enemigos, pero para alguien ajeno a la mitología celta es una oportunidad desperdiciada de hacer el juego más interesante.

Curiosamente, una vez que pierdes a todos tus guerreros aún conservarás el archivo de guardado, pero sólo ocupará espacio pues no puedes ingresar a él y deberás eliminarlo; esto consume tiempo innecesario y la información de esa partida se pudo colocar en una sección especial, siendo más prácticos.

Gods Will Fall te entretendrá el tiempo que le quieras dedicar, sin duda es una opción para aquellos que les gusta la dificultad y tienen la paciencia suficiente para probar, encontrar tus errores y aprovechar los patrones de los enemigos, pero que con el tiempo puede llegar a ser monótono.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.