Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

 

Nuestra cita anual con el videojuego de FIFA ya ha acabado, y todavía estamos dudosos de si mereció la pena la espera y el pago de la cena. FIFA 23 se posiciona como uno de los “mejores” títulos de la franquicia por ciertas razones, aunque sufre de errores que parecen imposibles de haber sido cometidos por Electronic Arts.

Esta entrega es la más realista que hemos experimentado hasta ahora. La tecnología HyperMotion mencionada por EA Sports pudo haber sonado como una mejora técnica más al título, pero ahora es cuando nos damos cuenta de lo que es realmente capaz cuando se usa en un videojuego.

 

Los jugadores ahora gozan de un estilo de carrera únicos, acompañados de patadas de carrera diseñadas acorde a ellos. Por si no fuera suficiente también cuentan con nuevas animaciones que le dan una sensación más natural y mucho menor robótica a los personajes. Claro, sigue pareciendo un videojuego, pero se siente mucho más real que antes, algo que se mencionó mucho en FIFA 22.

El realismo también puede apreciarse en el ritmo del juego. Todas las posiciones de los equipos han sufrido cambios que balancean el gameplay tanto para jugadores nuevos como experimentados. En esencia el juego puede sentirse más lento, pero es justamente lo que hace que el juego se sienta más real, y por ende más estratégico y complicado a la hora de competir contra otro jugador o incluso la IA.

 

Y hablando de la IA, es importante mencionar que los porteros están más “vivos”, ahora son una parte activa de cada partida, en vez de solo actuar como un asistencia controlada. Pero tampoco es que estén rotísimos, ya que pueden ser engañados pateando antes de tiempo o incluso bloqueados por otros jugadores.

El único aspecto un poco… desagradable tal vez, son los pases. El sistema de pases es mucho menos fluido que antes, lo que choca en comparación con la fluidez de los personajes y sus animaciones. Nadie, ni nuevos ni veteranos, se ven excluidos de este sufrimiento. La posición y orientación del jugador impactan mucho en esta acción. De hecho ahora es muy normal que los jugadores choquen y que la pelota cambie de dirección más de lo que nos gustaría. 

 

Eso es todo respecto al gameplay como tal, ahora hablemos del modo Carrera. Tiene cambios interesantes, tales como más historia de fondo, juegos de rol y una integración peculiar a redes sociales. Cuenta con una nueva función llamada Player Personality que nos permite personalizar los atributos de nuestro jugadores a través de su propio “tipo de personaje”.

Dichos atributos se asignan a través de acciones Maverick, Virtuosas y Heartbeat. Estas acciones son, por ejemplo, pasar el balón de cierto modo o disparar el balón hacia la portería usando un movimiento en particular. También entran en consideración acciones fuera del campo, como visitar a compañeros lesionados, comprar un auto nuevo, entre otras acciones.

 

Aún nos estos añadidos, el modo Carrera se sigue sintiendo vacío, considerando que otros juegos, como F1 y NBK hacen un excelente trabajo metiendo contenido en estos modos “historia”. 

El modo manager no presenta muchas innovaciones o mejoras a mencionar, pero las que hay se agradecen. Respecto al modo manager, el añadido de un analista de transferencias es lo único mencionable. Éste nos brinda información sobre los valores de los jugadores y consejos para mejorar la estrategia. Tanto el modo carrera como el modo manager gozan de una función llamada ‘Aspectos destacados’, la cual nos ahorra tiempo, mucho tiempo, para no tener que jugar todo un partido

 

No hablaremos respecto a la monetización, packs y demás, puesto que cada quién tiene su criterio para gastar su dinero, ya sea en unos taquitos al pastor con una coquita de vidrio o skins. Eso sí, FIFA 23 sigue igual o incluso más monetizado que las entregas anteriores.

En general FIFA 23 es una buena entrega de la franquicia, la mejor hasta ahora si hablamos de realismo en el deporte. La tecnología HyperMotion hace lo suyo en el gameplay, por lo cual solo resulta atractivo jugar con amigos o contra gente en línea. El modo carrera y manager no son lo suficientemente memorables como para dedicarles más de una partida. 

 

El error fatal que comete FIFA 23 son las recompensas intransferibles, haciendo imposible obtener ganancias in-game vendiendo a los jugadores de los packs obtenidos. Ahora sí o sí deberás comprar FIFA points. Y aunque EA Esports diga que lo balancean con mejores recompensas en los sobres, esto es algo que definitivamente la comunidad NO quería.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.