Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Las secuelas sirven para arreglar todo lo que no funcionó en la primera parte, y me alegra decir que Fórmula 1 2020 es un buen ejemplo de cómo mejorar todo lo bueno que tenía la primera entrega, aunque siga habiendo pequeños detalles que jugadores como yo, novatos en las carreras, no disfrutamos en lo más mínimo. Este nuevo juego es más que solo conducir, es una carrera al aprendizaje, donde la victoria no es la meta, sino los logros que consigues durante el camino a la cima.

¿Cuál entrenamiento? 

Es verdad que quienes juegan este tipo de videojuegos son apasionados a las carreras y los autos, aunque eso no debería ser motivo para que los jugadores no familiarizados con el tema se sientan inútiles al jugarlo. Realmente es poco alentador que tras el primer juego no consideraron una especie de tutorial o consejos básicos para jugadores novatos, aunque el “modo historia” ayuda un poco en eso pero lo hablaremos más adelante.

Los errores se repiten: ayudas y datos que ni siquiera comprendo porque el juego no se ha molestado en al menos tratar de explicar una solo ocasión para qué sirve qué cosa

Por ejemplo, en la primera carrera en la que participé tuve algunas vueltas de entrenamiento. Había un camino de flechas que me decía cuál era la mejor ruta a tomar y a qué velocidad debía tomar dicha ruta. Aunque el juego no me explicó nada en lo absoluto, era fácil saber que el verde, amarillo y rojo significaban “a la velocidad de la luz, bájale tantito y ten cuidado, te vas a estrellar”. Al seguir dicha ruta me enfrenté con un problema: no era 100% confiable

 En más de una ocasión me salí de la pista, provoqué accidentes y hasta me descalificaron de la carrera por dichos accidentes y porque el auto quedó destrozado. Esto es malo y bueno a la vez. El juego claramente me está indicando que esto es una simple guía y que yo deberé aprender cómo tomar cada vuelta y cómo maniobrar con la velocidad correcta

¿Grafícos? Sí, por favor

Los coches y sus reflejos lucen espectaculares, y los paisajes son realmente vistos. Están al nivel del juego anterior, lo cual está ‘meh’. No considero que alguien realmente esperara una mejora de gráficos potente. Lo que sí debo resaltar es las partículas de líquidos. Por ejemplo, cuando los ganadores de cada carrera suben al podio, se les da champán para que la rocíen al aire como celebración. No sé si es costumbre o mero gusto de cada corredor, pero el punto es que se veía falta. Realmente se veían como si fueran partículas de PlayStation 2

Hay algunos otros aspectos visuales que me disgustan pero puedo dejarlo pasar porque no considero que sean muy importantes. Me refiero a algunas expresiones de personajes y ornamentos decorativos. 

“Modo historia”

El modo ‘Carrera profesional’ es una serie de carreras en la que deberás dar lo mejor de ti, tanto en las vueltas de práctica como en las de clasificación, la carrera definitiva y hasta en las entrevistas con la prensa. 

Se comienza por elegir un personaje, auto, patrocinadores, los cuales te darán un pago adelantado inicial para pagar el equipo, y un compañero, que también tendrá un costo. En F1 2020 el dinero es muy importante porque los ingresos y puntos de desarrollo, los cuales consigues subiendo de nivel conforme juegas, son piezas clave para mejorar tanto a tu propio personaje como a tu auto

Lo realmente interesante de esta segunda entrega recae en lo completo que es el modo Carrera profesional. Las carreras serán igual de relevantes que una entrevista con los medios o actividades secundarias para los días en que no hay competencias. Es algo así como un RPG Idle de coches

 

Una vez hayan pasado esos días de actividades secundarias en cuestión de segundos, llegará el momento de una verdadera carrera, en la que puedes elegir “Simular sesión” para que tu personaje la juegue por sí mismo en cuestión de segundos. Es una forma cómoda de avanzar rápidamente a la vuelta de clasificación o a la carrera en sí, aunque posiblemente no resulte tan bien como si la jugaras tú realmente. 

El prestigio, la rivalidad y los tiempos durante las vueltas son puntos muy importantes también. Llegar en primer lugar no lo es todo, aunque sería lo idealy no lo lograrás sin mejorar varios atributos primero.

Una precuela digna

El realismo del juego ayuda a que la toma de decisiones impacte en el juego de manera notable. No soy un experto, pero cuando corría en una pista con muchas vueltas, asignaba neumáticos y modificaciones al coche que le permitían más versatilidad en las curvas a cambio de reducción máxima de velocidad. Aunque el juego no ahonde mucho en este tipo de detalles, afectan en el gameplay, y tu como jugador te das cuenta de ello con el pasar de las carreras.

Ganar tu primera carrera sin cometer ni un solo error, poniendo atención al estado de los neumáticos, la gasolina restante, haciendo solo las paradas necesarias en los pits, añadiendo las estrategias de conducción que ofrece el juego, el juego y su gameplay pasa a ser mucho más que simplemente apretar el gatillo para acelerar.

¿Vale la pena?

A pesar de lo mucho o poco que pudiera entender, realmente me emocionaba rebasar al resto de jugadores, aunque fuera en una dificultad Fácil. Los retos que el juego presenta son adaptables a tu nivel de habilidad. Es un título que seguramente disfrutarás, incluso si no jugaste al primero o si es la primera vez que tocas un videojuego de simulación de conducción. 

Lo jugué porque es parte de mi trabajo pero me quedé en él por lo divertido y emocionante, aunque obviamente repetitivo, que puede llegar a ser.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.