Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Cuando John Romero y John Carmack lanzaron Doom en 1993, el mundo perdió la cabeza y se volvió un verdadero fenómeno, consolidándose como uno de los títulos de disparo en primera persona más emblemáticos en la historia de los videojuegos. Sin embargo el desarrollo que nos traería de vuelta esta franquicia habría sido turbia, por lo que se estancó en infierno de desarrollo.

Cuando John Carmack se fue de id Software, Doom 4 se rediseñó y se convirtió en el Doom que vimos en el 2016, sabíamos que las personas encargadas (Marty Stratton, Hugo Martin, Timothy Bell) de tomar las nuevas decisiones entendían completamente a su audiencia, pues nos dieron uno de los mejores shooters de la década.

En 2020, id Software lo hace de nuevo y le mete esteroides a su nueva entrega: Doom Eternal.

INFIERNO EN LA TIERRA

El juego toma lugar dos años después de los eventos de Doom y ahora la tierra se encuentra invadida por las fuerzas demoníacas. Nuestro protagonista (The Doom Slayer) está más preparado que nunca y ahora cuenta con la suficiente determinación y armamento como para ir a aniquilar a todo lo que se tope en su camino.

La finalidad de este juego es tomar todo lo que estaba bien hecho en la entrega anterior y mejorarla. Inclusive, el diseño del juego está cuidadosamente preparado para incitar a la movilidad, violencia y creatividad, quitando del radar el esconderse pues realmente no sirve de nada más que para respirar por unos cuantos segundos.

Los glory kills regresaron y si pensaste que el juego anterior ya era rápido, mira lo que te espera con Doom Eternal.

RIP AND TEAR

El juego está preparado para que hagas lo que tengas que hacer, así que se implementaron nuevas mecánicas de movimiento como dash (en tierra y en el aire), escalar en la pared y barras de balance para moverte. Todo esto existe con la finalidad de aumentar la creatividad a la hora de jugar, pues en dificultades más altas, tendrás que explotar el uso de todas sus mecánicas.

Armas más grandes y más potentes, con una amplia gama de mejoras y modificaciones que te motivarán a hacer las cosas de forma distinta y destruir a tus enemigos en las formas más brutales e indigestas. Inclusive vemos el regreso de la Super Shotgun, que recibe una mejora conocida como Meat Hook, un gancho que sirve para aumentar tu movilidad y jalarte hacia los enemigos. 

La armadura tiene mejoras, pues ahora puede disparar granadas y bombas de hielo las cuales son bastante útiles y le dan otra capa de profundidad en la forma en la que puedes combatir. Todo esto será necesario porque el juego está hecho para que te sientas imparable, sin embargo, la dificultad del juego es directamente proporcional al poder que te otorga, pues los enemigos son fuertes, llegan en oleadas y usualmente están mezclados a manera que te sientas “sobrecargado”. 

Varias muertes después te darás cuenta de que todo es posible, ¿te suena familiar con otro juego donde mueres todo el tiempo hasta que aprendes de tus errores? (Dark Souls, Sekiro, Bloodborne y más)

Inclusive hay una dificultad en la cual morir significa perder todo tu avance y debes empezar de cero. Sí, Doom Eternal castigará, pero también sabe recompensarte en tu progresión al darte la satisfacción de superar a tus oponentes.

Otra manera de mantenerte ocupado mientras no estás peleando, es intentando descubrir todos los secretos que ocultan los mapas del juego, pues algunos requerirán que piensas fuera de la caja para poder resolver algunos de estos. Aunque debo admitir que una vez que entiendes el juego, es cuestión de “buscarle bien”

Eso sí, algunas peleas secretas requerirán que regreses cuando seas más fuerte, pues tendrán enemigos que superarán tu estrategia, resistencia y ofensiva. Por lo que recomiendo que mejores religiosamente tus runas, tus armas, tu armadura y tus habilidades generales (Oh sí, este juego te pondrá a trabajar).

Es visualmente atractivo e incluso muchos podrían encontrarlo hermoso, sí, aún tomando en cuenta las hermosas lonjas del Mancubus, el juego está muy bien trabajado y corre de manera excelente gracias a su motor gráfico id Tech 7. Pero debemos ser honestos, quizá algunas cosas puedan verse un poco inferiores al título anterior, como el Revenant, fuera de eso, no es nada que arruine la experiencia.

ULTRA VIOLENCIA ADICTIVA

A manera personal, considero a Doom Eternal como el mejor juego de disparos en primera persona que he experimentado, todo esto gracias a su grado de libertad y alta dificultad, sumado a esto, la magnífica y potente banda sonora y diseño de audio por la mano del compositor joven y ambicioso Mick Gordon (Killer Instinct, Wolfenstein: The New Order), que endulza la violencia con deliciosos y memorables riffs y temas que te harán moverte y matar demonios al ritmo de la música.

Todos estos elementos, combinados con una sorpresiva y bien trabajada narrativa, hacen de Doom Eternal un juego adictivo absolutamente obligado para el 2020 y una gran elección para pasar la cuarentena.

id Software creó un título que no necesita pedirle perdón a ningún jugador por brindar una experiencia explosiva, frenética o difícil, ya que en dificultades más altas puede ser sumamente pesado, sin embargo es una parte importante de la saga y del estilo de videojuegos que plagaban los años 90 pero con una fórmula renovada que ha logrado modernizar una franquicia que hace tan solo unos años creíamos se había perdido.

Doom Eternal ya está disponible para PlayStation 4, Xbox One, Stadia y Windows PC. Todavía no hay fecha de salida para el Nintendo Switch.

¿Querías más? Puedes jugar esto e intercalar con otro juego igual de adictivo y hermoso como Animal Crossing: New Horizons.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.