Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Call of Duty Black Ops Cold War tiene mucho de lo bueno y un poco de lo malo que acostumbramos ver en esta franquicia de disparos en primera persona. Esta entrega presenta una campaña con cambios realmente interesantes que invitan a rejugarla, un multijugador que suele ser justo con el emparejamiento, aunque no presente una autenticidad en sus modos de juego, y un modo zombies, que ha cambiado tanto para bien como para mal. 

¿Una campaña personalizable?

El modo un jugador de Black Ops Cold War presenta una serie de opciones que te permiten personalizarlo de muchas formas. Al comenzar, debes elegir una ventaja, un antecedente militar, tu género y tu perfil psicológico. Algunas de estas opciones tendrán repercusiones directas en cómo la campaña se desarrolla, y también en los distintos finales disponibles del juego. 

En Black  Ops Cold War constantemente te ves a ti mismo observando de lejos y recolectando coleccionables en lugar de regalarle tus balas a las dianas vivientes a las que llamamos enemigos. Pero hey, esto es bueno. Precisamente esto es lo mejor de su modo campaña. Recolectar información a través de los objetos coleccionables es algo que nunca había sido relevante para un Call of Duty. Estar en busca de estos te dará información importante para acceder a algunas misiones y desbloquear objetos valiosos. Incluso podemos fotografiar elementos importantes del escenario o forzar cerraduras, todo con el fin de conseguir más datos para desbloquear más contenido dentro de la campaña.

A pesar de ser una secuela directa a Black Ops, Woods y Mason, los protagonistas de dicha entrega, tienen poca relevancia en el gameplay. Su papel de personajes secundarios es… apenas notable, pues su única misión es seguirte y disparar a quien tu dispares. Al menos esta campaña intenta seguir con el misterio e intriga de los números de Black Ops, aunque no lo logra al mismo nivel.

Dos aspectos negativos de este modo resultan ser la carencia del uso de la tecnología bélica y la variedad de enemigos. 

Respecto a la primera: la única ocasión en la que vemos a nuestros personajes usar un artilugio interesante es el ya conocido coche bomba a control remoto RC. Y la segunda: ¿qué tiene de especial un enemigo con un par de chalecos antibalas? Solo eso, que puede resistir tres cargadores en vez de un par de balas. 

Un multijugador decente

Que quede por sentado desde ahora mismo que respecto a armas y rachas de bajas no hay mucho qué ver. Claro que hay variedad desde rifles de asalto hasta francotiradores, al igual que los múltiples aditamentos que podemos modificarles, pero fuera de eso no hay mucho que ver. 

Lo que realmente hay que ver son los nuevos ‘Comodines’, una carta que te ofrece distintos beneficios dependiendo de tu estilo de juego. Puedes equiparte dos ventajas del mismo tiempo, tener el doble de grandas tácticas o letales, entre otros beneficios. 

¿Las rachas de puntos? Desde el clásico UAV (radar que detecta enemigos) hasta un avión de artillería que en cuanto lo ves te sales de la partida porque sabes que la cosa se va a poner fea. Siguiendo el clásico sistema de acumular puntos aunque mueras, este formato permite a todos los jugadores conseguir sus rachas sin la necesidad de aplicar un Willyrex y matar a 30 enemigos en la misma vida. Así que no importa si no eres un experto, puedes ayudar a tu equipo de alguna forma. Eso sí, si resulta que tu equipo está compuesto por jugadores novatos y el equipo de jugadores expertos, lo último que tendrás en esa partida será diversión.

Y hablando de eso: ¿el matchmaking funciona? Pues ‘meh’. Debo decir que la mayoría de partidas están balanceadas, y que rara vez te tocará una en la que tu y tu equipo sean destrozados por el contrario. Los distintos modos de juego te permiten acumular puntos de distintas formas para que puedas conseguir rachas y así intentes balancear las cosas. ¿Alguien del equipo enemigo usó un UAV? Bueno, tu lograste conseguir tu racha anti-UAV, y aunque cueste un poco más de puntos, ya le hiciste counter a la ventaja enemiga.

Ahora, los modos de juego… los únicos “nuevos” son los de Escolta VIP y Bomba Sucia. Aunque el primero ofrece un objetivo novedoso en particular, al final termina siendo un clásico team deathmatch en el que el objetivo original se ve opacado por el hecho de que si matas al resto del equipo, ganas. El segundo es una especie de Battle Royale en el que debemos recolectar urania, ya sea eliminando enemigos o buscándolo en el mapa, ingresarlo en una bomba y después detonarla para acumular puntos. 

El resto de modos de juego ya los conoces, Dominio, Todos contra Todos, Punto Caliente, Duelo por Equipos, Buscar y Destruir y Baja Confirmada. 

El multijugador se siente lo suficientemente bien para jugarlo durante un par de horas y realmente se nota el progreso en cada partida, aunque en niveles más altos tome más tiempo del que nos gustaría. Avanzar prestigio sigue siendo irrelevante si lo único que consigues es un camuflaje más bonito y una medalla sin valor, al menos en mi opinión.

BRAAAIIINNS

El modo zombies es sin duda uno de los modos que más esperaba la comunidad de Call of Duty, y aunque ni siquiera sabemos si ya hay vídeos explicando cómo hacer el Easter Egg de este mapa, nos encanta. Vemos al amado Natch Der Untoten (aquí se llame Die Maschine), en el cual los nazis nuevamente son los protagonistas de un desastre paranormal. 

Se mantienen las armas y sus mejoras, al igual que el Pack-a-punch, las ayudas como Puntos Dobles, Baja Instantánea, Carpintero, etc. La caja de armas sigue siendo un troll nivel leyenda que nos da rifles de francotirador cada que la usamos.

Lo mejor de este modo es que podemos crear clases con distintas armas y mejoras de campo para matar zombies como más nos guste. Además el modo presenta las nuevas ‘Aptitudes’, mejoras que iremos desbloqueando conforme juguemos. Estas aptitudes básicamente son aumentos que podemos adquirir ya sea para las armas, ventajas y munición que usemos. Todo esto hace que subir de nivel, ya sea en el multijugador o en el modo zombies, valga la pena. Además, ahora podemos extraer cada cierta cantidad de rondas para obtener recompensas adicionales en lugar de solo morir y acumular una baja cantidad de puntos. 

Ahora, ¿hay nuevas criaturas en este modo? Sí, una bestia enorme que te arroja desechos tóxicos y te medio mata de un zape bien colocado. Al reducir sus puntos de vida a cero se separa en dos igual de letales. Al ser derrotados, al igual que los zombies, pueden soltar granadas tácticas o letales, y otros objetos valiosos con los que puedes mejorar tu armadura durante la partida. Ah sí, no sólo puedes comprar Juggernaut para resistir más ataques, sino que puedes comprar una armadura y mejorarla. 

Ah, también vimos a un zombie bastante curioso. Le gusta correr en la misma esquina durante horas: 

Lo único que se siente ‘raro’ en este modo zombies es que la vida de los mismos se muestra encima de cada uno. Al dispararles puedes ver cuánta les queda. Eso y que hay un minimapa. No digo que sea algo malo, pero personalmente no lo siento adecuado para el modo zombies. 

Actualmente hay un solo mapa al que jugar, lo cual es algo decepcionante, pero seguramente saldrán más con el paso del tiempo, así que es cuestión de esperar. 

Conclusión

Call of Duty Black Ops Cold War ofrece el mismo contenido de calidad que acostumbra la serie. Este título luce por su modo un jugador que realmente nos hace sentir como el protagonista de la misma. 

Donde nos hubiera gustado ver un poco más de ‘frescura’ hubiera sido en el multijugador. Las armas y equipamiento tal vez pudo estar limitado por el tiempo en el que se desarrolla, así que no culparemos al título por ello. 

El modo zombies fue mejorado en muchos aspectos, por lo que su ausencia de mapas nos viene dando un poco igual por ahora. 

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.