Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Si estás leyendo estas líneas, probablemente sepas cuál es el concepto detrás de este fenómeno de la animación japonesa llamado My Hero Academia, la cual inicialmente salió en el año 2014 en formato de manga, mismo que fue creado e ilustrado por Kōhei Horikoshi. Su popularidad fue imparable y para el año 2016 hizo el salto a la animación gracias al estudio Bones, los responsables de traernos joyas de la animación como Full Metal Alchemist: Brotherhood, Soul Eater y la legendaria película de Escaflowne


Pero bueno, ¿de qué trata?

My Hero Academia tiene lugar en un mundo donde más de la mitad de la población ha desarrollado superpoderes, surgiendo así héroes y villanos, tal como en los cómics. Entre la minoría de personas sin superpoderes se encuentra Izuku Midoriya, cuyo mayor deseo es poder estudiar en la U.A. y convertirse en un héroe como su ídolo All Might. Un día, tras conocer personalmente a All Might, este le ofrece heredar sus poderes al ver la gran determinación de Midoriya aunque no tenga poderes; desde entonces, Midoriya accede y empieza a estudiar en la U.A; donde hace nuevos amigos, conoce otros héroes profesionales, aprende a dominar sus poderes y hasta hacer frente a auténticos villanos.

Ok, entonces ¿Cuál es su atractivo?

Sencillamente puede definirse como la combinación de una historia sobre una sociedad en donde la existencia de los superhéroes y villanos es parte de la cotidianidad, la cual de paso toma gran inspiración de los arquetipos de superhéroes occidentales (DC Comics y Marvel) mezclándolos con todos los elementos de un frenético y divertido shonen. De esta manera, My Hero Academia se ha transformado en uno de los mejores animes o series del momento.

El bien logrado éxito de la serie trajo consigo My Hero Academia: Two Heroes (2018), la cual reseñamos en su momento y nos pareció un filme aceptable tomando en cuenta que se trata de algo que conecta hasta cierto punto con la serie, pero que aún así no deja de sentirse como un episodio largo o de relleno con una batalla final sobresaliente. 


Poco después nos enteramos de que nuestros amigos de Konnichiwa Festival iban a traer el nuevo filme titulado My Hero Academia: Heroes Rising, no pudimos evitar emocionarnos ya que desde su estreno en Japón solamente hemos escuchado grandes cosas de la nueva aventura cinematográfica de estos héroes.

Heroes Rising se centra en un viaje a la isla Nabu (posible referencia a Star Wars) en donde todos los alumnos de grupo 1-A de la famosa Academia de Héroes serán parte de un programa gubernamental para aplicar todo lo que han aprendido hasta el momento mientras brindan servicio comunitario a los habitantes del pacífico lugar. Lo que parece ser unas vacaciones, se transforma en un evento de vida o muerte ante la llegada de un poderoso grupo de villanos que buscan hacerse de un don (quirk) que reside en la isla. Dicho ataque es liderado por Nine, un villano con casi las mismas capacidades de All For One (el temible archienemigo de All Might).

Lo característico aquí es que la trama parece sentirse como algo aparte, pero en realidad tiene suficientes elementos para conectar con los sucesos que están desarrollándose en la cuarta temporada de la serie animada. Inclusive puedo atreverme a mencionar que Tomura Shigaraki está involucrado de alguna manera con la motivación y todo el caos que este grupo de villanos infringe en los habitantes y héroes de la isla. 

El aspecto extra que le da más peso a la trama es que dicho programa del gobierno no permite que los maestros o héroes de gran categoría intervengan en las labores de los alumnos, por lo cual veremos a Midoriya, Bakugo, Todoroki, Uraraka y demás alumnos como la única esperanza de lugar, quienes con sus poderes deberán ponerle un alto a la amenaza y de paso salir con vida.

¿Es mejor filme que el anterior?

Sin lugar a dudas, tenemos una historia mejor elaborada y por fin podemos ver en acción a todos los alumnos, cada uno haciendo uso de sus singulares poderes y teniendo más tiempo en pantalla sin tener que ser relegados a simples momentos de comedia o de transición, algo que todos los fanáticos han pedido desde que se estrenó el primer filme. 

Otro punto que se debe resaltar, es que el estudio Bones se logra superar en cuanto animación y sonido. Aquí vemos un trabajo dinámico, lleno de secuencias que emocionan hasta al más incrédulo, así como una correcta amalgama de CGI con animación 2D o tradicional, algo que a la vista es todo un deleite, en especial todo lo representativo de la épica batalla final. 


Ahora que abordo la batalla final, les recomiendo que se ahorren los spoilers o de ver el filme en baja calidad, porque en verdad vale mucho la pena sorprenderse con lo que se presenta en dicho enfrentamiento. Así que ya saben, si no saben nada o no se han llenado de spoilers, les aseguro que la pasarán increíble y quizá hasta una lagrimita terminan soltando del épico momento (quienes ya vieron el filme entenderán a lo que me refiero).

Obviamente el filme no es perfecto, tiene dos debilidades esenciales. La primera tiene que ver con el hecho de que estamos ante una película que exige al espectador el tener conocimientos básicos o por lo menos ir al día con la serie (esto último no tanto necesario, pero ayuda a hilar ciertos comentarios o sucesos que se presentan en la película). 

Aunque para algunas personas esto no puede significar un problema, pero en justa medida se debe mencionar para que no se lleven la sorpresa de no saber quién es quién o por qué fulano tiene dichos poderes, por ende, recomendaria que por lo menos vieran las primeras 3 temporadas para ir contextualizando lo que se presenta en pantalla. 

Pero si lo que no tienes es tiempo para ser parte del fenómeno que representa My Hero Academia, igual y puedes disfrutar del filme, pero te perderías la esencia del porqué ciertas escenas pueden llegar a detonar tanta emoción a los fanáticos.


La segunda debilidad se encuentra en su primera media hora de metraje, por momentos se siente flojo; esto se debe a que al tratarse de un filme, se ve en la necesidad de intentar encapsular la historia y su concepto en pequeños flashbacks para quienes no están familiarizados con el anime. 

Digo, se agradece, pero estamos ante un producto hecho para fans, quienes no deberían recurrir tanto a querer hilar lo que la mayoría de la sala ya sabe de cajón. Entiendo lo que intentan hacer con eso (prender el interés de posibles nuevos seguidores), pero bueno, sé que esto puede leerse como algo cansado, aunque es más un aspecto de abrazar y aceptar lo que es en vez de querer abarcar y poner una primera parte que puede resultar repetitiva. 

Fuera de esos dos “peros”, My Hero Academia: Heroes Rising tiene todos los ingredientes para satisfacer como un blockbuster animado y de paso brindarnos una simple pero sólida historia llena de acción que pondrá los pelos de puntas de todos los fanáticos. Personalmente me atrevo a decir que estamos ante una de las mejores películas basadas en un anime que llegan a nuestro país y que no deben perderse.

Me gustaría agradecerles a nuestros amigos de Konnichiwa Festival y KEM Media por darnos la oportunidad de asistir a la función de prensa de este y otros filmes. Y si están interesados en asistir, les recomiendo que consigan sus boletos dando clic AQUI. Para finalizar y si todavía quieren más de My Hero Academia, los invito a leer nuestra reseña del nuevo juego My Hero One’s Justice 2 que ya está en el mercado.

PLUS ULTRA!

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.