Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Probablemente muchos no estén familiarizados con el juego Little Nightmares, el título indie creado por Tarsier Studio, quienes se encargaron de trasladarnos a un mundo lleno de misterios y horrores mientras de paso se hacían de un lugar en el corazón de los amantes del género de suspenso y terror.

Y Ahora, gracias a nuestros amigos de 3nMedia y Bandai Namco Entertainment, hemos tenido la oportunidad de adentrarnos a la lúgubre ambientación de Little Nightmares 2, la secuela que estará disponible el 11 de febrero del 2021 para PS4, Xbox One, Nintendo Switch, PC y más adelante para las consolas de nueva generación.

Madurez en el horror

El previo al que tuvimos acceso nos coloca directamente dentro de un tétrico manicomio, en donde el mal se esconde en cada esquina a la que nos dirigimos. Mi primera impresión del juego es que estamos ante una secuela más oscura, más orillada a crear situaciones crudas y a la vez fantásticas en cuanto a brindar sustos se debe.

El título se siente mucho más terrorífico que la primera entrega, desde el momento que uno empieza a explorar se puede sentir el peligro, a eso le agregamos la bien definida música que se mueve entre fríos y violentos cambios para ponernos tensos bajo situaciones donde lo desconocido nos quiere atrapar.

Un acompañante especial

Aquí controlamos a Mono, un pequeño que cubre su rostro con lo que parece una máscara de papel; a este le sigue Six, la protagonista del primer título. Lamentablemente, el juego no tiene un modo cooperativo ni tampoco podemos cambiar de personajes mientras jugamos; Six solamente está para ayudarnos en situaciones especiales y de paso acompañarnos para sortear los peligros causados por los habitantes y seres de su mundo.

Los controles siguen siendo los mismos del anterior, con excepción de los momentos donde uno debe interactuar con Six o con algunos mecanismos de los acertijos que tiene el juego. Rápidamente uno puede adaptarse a la movilidad y ponerse en marcha para vagar por los pasillos del manicomio en busca de unos fusibles que nos permitan abrirnos paso. Si tuviera que mencionar otra novedad, podría ser el hecho de que Mono utiliza una linterna/lampara, pero desconozco si este item vaya ser parte inicial del personaje o algo que debamos encontrar en alguna parte de la historia.

Más que simples “Jumpscares”

Lo que más destaca de esta secuela es su bien lograda e inquietante atmósfera, que nos obligará a recorrer e interactuar con cada elemento visible para encontrar pistas e items. Algo que me gustaría recalcar es que aún mantiene la esencia infantil, pero con la fantasía o surrealismo que le agrega el toque de misterio que nos hace dudar si estamos ante un maniquí o un enemigo. 

Los chicos de Estudio Tarsier no tuvieron la necesidad de modificar la fórmula, algo que se agradece, ya que ese “lateralismo” al puro estilo de juegos 2.5 sigue funcionando para ubicar y resolver los acertijos del juego.

Para evitar spoilers, no les contaré todo lo sucedido en dicho manicomio, pero les puedo asegurar que en más de una ocasión estarán con los nervios de punta al intentar averiguar qué está pasando o qué se debe hacer para escapar del lugar.

¡Con ganas de más!

Aunque la duración del previo fue de alrededor unos 30-40 minutos, fueron suficientes para brindarme una probadita de todo lo que tienen preparado para los que se quedaron con ganas de más pesadillas. Ese buen sabor de boca me eleva el hype para poder jugar la versión completa y así contarles qué nuevos horrores les esperan cuando puedan disfrutar del juego el próximo año.

De antemano puedo asegurarles que estamos ante una digna secuela que elevará aún más la vara. Así que vayan preparándose, porque el mes de febrero será el mes en el que el terror invada nuestros televisores con Little Nightmares 2.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.