Cuando esperábamos una revisión de nuestra consola de Nintendo preferida, queríamos algo que, como tal, mejorara a la versión actual. Esto ha pasado con el Nintendo DS y después con el Nintendo 3DS y, por ende, significó un aumento en el precio en algunos de estos casos, pero por lo general la calidad en la entrega de las consolas era incuestionable.

Con la inminente salida del Nintendo Switch Lite (NS Lite, en breve) hemos visto varias diferencias que nos hacen cuestionarnos si realmente el precio es el adecuado al hacer un balance de el valor agregado con las experiencias que nos quitan. 

Modos de juego


Lo primero de lo que nos damos cuenta es que el NS Lite está enfocado en el modo portátil, lo cual quiere decir que no será posible conectarlo al dock y así jugar en nuestro monitor/TV. Esto no quiere decir que no se pueda usar en modo “tableta”, es decir, cuando remueves los Joy-Cons y colocas la consola con su stand. Aunque eso sí, tendrás que tener unos Joy-Cons extra para poder hacerlo, además de buscar la manera de mantenerlo fijo porque no tiene un stand para ello.

La vida adulta de muchas personas provoca que el tiempo esté muy reducido y no se pueda jugar el tiempo que uno quisiera en la comodidad de tu cuarto o sala, por lo que esta característica pudiera ser bastante atractiva para quienes pasan más tiempo fuera de casa. 

Sin embargo, lo primero de lo que nos damos cuenta es el problema cuando algún botón o stick comience a fallar. No es de extrañar que uno de los principales desperfectos de los Joy-Cons es el “drift” del que sufren sus sticks. Si no sabes de lo que hablo, es cuando el movimiento del stick se queda atorado hacia un lado. Para reparar ese problema se tendrá que abrir la consola por completo.

Otra cuestión es que no será posible utilizar el adaptador para controles de GameCube. Y no estoy enfocándome solo en Super Smash Bros. Ultimate, sino en varios juegos que, sinceramente, se disfrutan más con este control. No cabe duda que al menos en Smash sí hará la diferencia el jugar completamente con los botones de los Joy-Cons.

No Joy-Cons


Hablando de estos, al estar implementados de cierta forma en la misma consola, no incluye los controles. El NS Lite cuenta con lector NFC para los Amiibos y aún tiene sensor de giroscopio, sin embargo, pierde la funcionalidad de rumble y tampoco cuenta con sensor IR (algo bastante lógico, pues muy pocos juegos lo utilizan). Solamente el Nintendo LABO hacía uso completo del sensor IR, pero al no tener Joy-Cons como tal, se inutiliza por completo.

Al compactar los controles dentro de la consola se pudo comprimir el tamaño de la misma, siendo 3 cms más corta y 1 cm más bajita. Ah, y el D-Pad regresa a su estilo original como una verdadera cruceta; si te preguntas porqué, solo piensa lo incómodo que es utilizar una cruceta para brincos y ataques. Toma de ejemplo Super Mario Bros., no podrías correr y brincar al mismo tiempo. Al estar fijo del lado izquierdo, se remueve ese problema.

Un cambio que también es notable es la nueva ubicación de las bocinas, que ahora pasan a la parte inferior y ya no en el frente.

La pantalla


El NS Lite ha perdido el sensor de luz con el que se cambiaba automáticamente el brillo de la pantalla de acuerdo al exterior en el que te encontrases. Esto quiere decir que si vas a cambiar el tono lo vas a tener que hacer de manera manual. No es algo tan malo porque la gran mayoría lo hace así, de todos modos.

No solamente se redujo el tamaño de la consola por el control implementado, también la pantalla es más pequeña; de 6.2 pulgadas se redujo a 5.5 pulgadas, con la misma resolución de 720p. Si bien la única manera de jugar es de manera portátil, una pantalla más pequeña siempre es algo desmotivante. Lo único bueno que podemos tomar de esto es que la batería dura un poco más; de las 2.5 - 6.5 horas (dependiendo el juego) ahora se extiende a 3 - 7 horas.

Por el reducido tamaño de la consola y de la pantalla también está disminuido el peso del NS Lite, de 399 gramos (con Joy-Cons conectados) se redujo hasta 276 gramos. No puede parecer una gran diferencia, pero considerando las horas que solemos dedicar a nuestras sesiones de juego puede llegar a dar molestia a largo plazo, por lo que el ser un 33% más ligero es muy bienvenido.

Juegos no compatibles


Ya te lo había mencionado, Nintendo LABO será imposible de jugar en el NS Lite, ya que para poder usar las piezas de cartón es necesario contar con los Joy-Cons y la consola en slots específicos, por lo que aunque lo intentes, simplemente no será posible.

Juegos como Super Mario Party, 1-2 Switch, Just Dance y Fitness Boxing se disfrutan mejor en modo TV. Claro, podrías hacer el esfuerzo (tanto mental y monetario) de adquirir Joy-Cons extra por cada jugador y jugar en modo “tableta”, pero simplemente será demasiado incómodo (y caro), eso sin tomar en cuenta la pantalla con tamaño reducido, tu experiencia se vería gravemente perjudicada.

Lo que se mantiene igual


Afortunadamente es lo único que cambia, por lo que no te tienes que preocupar de no poder conectarte a Internet (sería un pecado que lo removieran), de igual manera aún cuenta con entrada 3.5mm para audífonos, el rendimiento es exactamente el mismo, el cargador de corriente no cambia, cuenta con 32 GB de memoria interna, se pueden seguir utilizando tarjetas microSD y aún es compatible con Bluetooth (lo que quiere decir que además de los Joy-Cons también podrás conectar tu Pro Controller).

Una queja que están teniendo los usuarios es aún no poder conectar un headset por Bluetooth, lo cual era algo hasta cierto punto comprensible que no se pudiera en el Nintendo Switch “normal” para evitar interferencias innecesarias, pero al enfocarse en un solo jugador no tendría que haber tanto problema en implementarlo. Esperemos que Nintendo se manifieste al respecto.

Y a todo esto, ¿me conviene adquirir un Nintendo Switch Lite?


La respuesta no te la puede dar nadie, pues tú como usuario debes de tomar los puntos a favor y en contra, de acuerdo a tus necesidades y estilo de juego y/o si sueles jugar frecuentemente con amigos.

El precio de 200 dólares puede parecer atractivo a simple vista, pero cuando haces el balance real de lo que te están quitando y lo poco (o inexistente) que te están agregando, uno puede darse cuenta que aún está un poco sobrevaluado. 

Y no es la primera vez que sucede, muchos no olvidamos el exorbitante precio de lanzamiento que tuvo el Nintendo 3DS; 250 dólares por una consola que, si bien innovó en su tiempo y se convirtió en una de las más exitosas, estuvo a punto de fracasar por las bajas ventas que consiguió. Bastaron seis meses para que su precio fuera reducido a 170 dólares, así que al final seremos los usuarios quienes decidamos si el NS Lite es bien aceptado o no.

TL;DR (del inglés too long; didn’t read - muy extenso, no leí nada)


Ventajas

  • Portabilidad
  • Ligero
  • Mayor duración de batería
  • Menor precio


Desventajas

  • Sin modo TV
  • Rumble removido
  • Juegos no compatibles
  • Pantalla más pequeña
  • El brillo se ajusta manualmente


Al final del día, la decisión la tienes tú.

¡Compártelo en tus redes!

Este sitio web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido, así mismo mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Cookies image