Comenzaré por decir que hay razones para que esto pase y también aclararé que sí, sí hay casos de sexismo notables en el mundo de los deportes electrónicos, casos que menosprecian el esfuerzo y trabajo de las mujeres. Las “razones” se mencionarán más adelante.

El top 400 de mujeres no gana ni la mitad de lo que gana el número uno, lo que resalta la clara diferencia en los ingresos entre ambos géneros.

Gracias a EsportsEarnings sabemos de primera mano cuánto y por qué medio es que un jugador de eSports adquiere dinerillo. De esta forma fue que British online Marketplace decidió trazar la línea en que podemos ver la diferencia de forma clara:


Así comprobamos que ni una sola mujer se posiciona en el Top 300 de jugadores con altos ingresos en los eSports. El primer lugar para los varones lo tiene Johan Sundstein, jugador de Dota 2, con $6,889,591.79, mientras que el top de las mujeres lo tiene Sasha “Scarlett” Hostyn con $333,456.35. Más sorprendente aún: Scarlett es la única mujer en el top 500 de lo más billetudos en los deportes electrónicos.

Ahora, ¿por qué sucede esto? En general, porque las mujeres no tienen el mismo apoyo para sponsors y publicidad como los hombres (lo cual es injusto), porque las mujeres suelen competir en torneos exclusivos de mujeres (los cuales poca gente ve); haciendo un paréntesis en esto: la antes mencionada Scarlett es transgénero y compite en torneos “normales”, por lo que aumenta sus ganancias en gran medida (cuando gana). Siguiendo con las razones: la habilidad en el juego, las relaciones públicas, tu capacidad para generar ingresos a tus patrocinadores…

Muy al contrario de cómo el artículo original quiere hacernos pensar: el mero hecho de ser mujer u hombre no te da derecho inmediato a ganar lo mismo que otra persona, eso lo definen tus capacidades. 

Miren, no somos quién para decirte si está bien o no, esta opinión es muy personal. Al fin y al cabo, cada quien construye su legado. 

[Fuente]


¡Compártelo en tus redes!

Este sitio web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido, así mismo mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.

Cookies image