Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Sí captaste la referencia, te has ganado una suscripción de por vida  a The Hive Gaming.

Solo debes darnos tus datos bancarios, propiedades, autos y tu alma. Lo sé, Aquí en THG somos así de chéveres.

Bueno, dejando a un lado mis pésimas referencias y sentido del humor, quiero hablarte de un milagro. De algo que creíamos imposible, difícil de suceder. Algo tan impresionante como que saques un 10 en tu examen de matemáticas.

Parecido a cuando estás en la primaria y esa niña “fea”, cómo diría un niño pequeño (obvio nosotros no), te dice que le gustas, la rechazas, se dejan de ver, te la encuentras en prepa y ¡BOOM! es la nueva Megan Fox: Algo así le pasó a For Honor, ahora este título es Megan Fox.

For Honor es un buen juego. Tanto, que te recomiendo que leas mi reseña sobre este título.

Sin embargo, no siempre fue así: durante su lanzamiento registró una perdida del 95% de su base de jugadores en Steam. Es decir, sí 10 lo compraron… Ejem… 10 x .95, entre Pi, menos la raíz de patataEl punto es que casi todos sus compradores dejaron de jugarlo casi de inmediato.

Ubisoft temió por su pobre, feo y horrendo bebé ante los jugadores decepcionados por lo que les había costado unos buenos dineros, pero Ubisoft sabía que no era el fin. Se optó por cambiar todo desde abajo con base en las opiniones y retroalimentación de los usuarios.

‘Escuchar a tu audiencia’.

Algo que pocas personas, empresas u productoras les es imposible de lograr.

Hasta llevan a los Top Players cada 2 meses a probar el nuevo contenido antes que nadie para dar sus opiniones y recomendaciones. Esto, junto con nuevo contenido de manera constante en el juego, lo han salvado de la tumba que cavó para sí mismo.

Chécalo aquí y dinos sí piensas darle una segunda oportunidad. Yo lo hice, lo compré de oferta y la verdad es que me gusta. Anda, las segundas oportunidades son las mejores.



¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.