Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

¿A quién no le ha pasado que sale a pasear, ve algo en la tienda, le gusta y se lo compra? Bueno, podría decirse que algo así pasó con el magnate sudafricano Elon Musk al adquirir la (aún relevante) red social Twitter por nada más de $44 mil millones de dólares.

Primero, hagamos un poco de memoria: por ahí de 2017, en plena discusión sobre la libertad de expresión, Musk lanzó un tuit preguntando sobre una forma para poder mejorar dicha red. Un usuario le dijo que debería comprarla e irónicamente, Elon respondió preguntando por el precio de la plataforma. 

El tiempo pasó y el tema de la libertad de expresión fue creciendo, con Donald Trump en el centro de la conversación, ya que aprovechando su investidura presidencial, todos recordamos las peroratas que escribía bajo el amparo de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Sin embargo, con el paso del tiempo el discurso fue tomado como de odio y Twitter decidió bloquear al Presidente, un hecho inusitado a nivel mundial y que marcó la pauta para lo que hoy sucedió.

Musk, al ver cómo la empresa fundada por Jack Dorsey fue “cambiando su discurso para favorecer a la narrativa woke”, se encargó de hacer un lobby durante un par de años para convencer a la mayor parte de la directiva de que Twitter necesitaba un cambio radical con él a la cabeza, hecho que consumó el lunes 25 de abril de 2022, donde además se anunciaron ciertos cambios que podrían venir en su debido tiempo. Enumeramos ahora algunos pros y contras de esta decisión, tan polémica como el propio Elon:

Pro: cambios en el algoritmo para eliminar los bots

Para nadie es secreto que los bots son algo de lo más odioso en Twitter. Muchas trending topics se han hecho con usuarios falsos y conllevado a dar mensajes erróneos para los usuarios reales. Musk promete mano dura contra estas cuentas.

Contra: Mayor libertad de expresión

Ojo, no nos equivocamos: no existe algo como la libertad de expresión absoluta, pues ésta siempre se limita por el derecho ajeno al respeto. Después de lo sucedido con Trump, Elon Musk ha prometido flexibilizar estas reglas, con lo cual el ex presidente volvería a la red y tal vez a utilizar su retórica de división, con vistas a volver a contender por la presidencia en un par de años.

Pro: Mayor pluralidad en la comunicación

De la mano con el punto anterior, tal vez podría significar que haya ahora más voces por ser escuchadas sin censura alguna, dando un panorama más amplio de los temas que se están gestando en el mundo. Por ejemplo, en la guerra entre Rusia y Ucrania es común ver mensajes de occidente que rayan en la rusofobia, así que ahora se podría ver también el otro lado de la moneda para entender mejor lo que sucede en esa parte del mundo, por citar un ejemplo.

Contra: Salida masiva y cierre de cuentas en protesta

No es un secreto que Musk tiene miles de detractores así como seguidores. Por un lado, hay quien lo admira por su visión futurista y los avances tecnológicos que ha logrado a través de sus empresas Tesla y SpaceX o la forma en cómo puede redefinir el mercado de cripto valores con solo un tuit, pero también tiene a muchos que no son partidarios de su persona, por sus escándalos fiscales en donde logró consolidar sus empresas evadiendo impuestos, las denuncias de acoso laboral y hasta el juicio de Johnny Depp contra Amber Heard.

Por esta razón, es posible que haya una salida masiva de usuarios y cuentas muy relevantes quienes no estarían dispuestos a seguir engordando la billetera de Elon, aunque aún está por verse.

Como verás, esta decisión no solo tuvo un impacto mediático, sino político y económico, pues pese a volverse un caldo de cultivo para muchas ideas y discursos nocivos, Twitter mantiene su relevancia como uno de los medios de comunicación más efectivos para gobiernos y ciudadanos. 

Sin duda, Musk es hoy uno de los hombres con más influencia en el mundo y sabe bien que cada expresión que emita, oral o escrita, tendrá una fuerte repercusión global. Son tiempos muy interesantes que nos han tocado vivir y por ello, estaremos al pendiente de lo que suceda con el magnate y ahora, SU Twitter.

Como dato curioso: Elon Musk logró el primer trending topic gratuito de la historia por el que solo tuvo que pagar $44 mil millones de dólares.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.