Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Podemos arrancar mencionando que este 2019 estuvo lleno de grandes propuestas en el Séptimo Arte, desde las ya esperadas películas basadas en cómics, hasta inesperadas historias que nos robaron más de un suspiro, en fin, The Hive Gaming se armó la siguiente lista de títulos que pudimos disfrutar y que valen la pena recomendar.

NOTA: No hay ningún orden, todas las películas mencionadas tienen el mismo valor, no hay mejor ni peor, el simple hecho de estar aquí da entender su gran relevancia y la lista tampoco se basa en taquilla o popularidad, es una selección que combina todos los aspectos que consideramos que hacen grande a una película.

I Lost My Body

El sublime filme animada de Jérémy Clapin nos embarca en la curiosa aventura de una mano en búsqueda de su cuerpo, es uno de los filmes que pocos vieron o escucharon pero que vale mucho la pena ver (está en Netflix). Una de las principales razones por la cual la elegimos entre las mejores del año se basa en su estética deslumbrante y sus motivos simbólicos en donde toca temas sobre el destino, el trauma, el estado de sentirse completo o pleno y obviamente el amor. Cabe destacar la música de Dan Levy la cual combina de forma acertada algunos arreglos electrónicos y orquestales que a más de uno impresionará.

Ad Astra

El ambicioso y personal proyecto del director James Gray se cuela entre tantos filmes espaciales como la posible visión de lo que sería el gran abismo o esa sensación de lejanía que puede llegar a ser la infinidad del espacio sin perder su lado humano, algo que se ve reflejado en el personaje de Brad Pitt el cual muestra la necesidad de sortear peligros físicos, emocionales y hasta espirituales, dando como resultado una emocionante historia sobre la soledad y el deber personal, así como la eterna lucha de la aceptación.

Joker

El director Todd Phillips (War Dogs) junto al actor Joaquin Phoenix lograron de forma brillante el redefinir y acrecentar el mito de lo que representa un personaje tan volátil y poco explorado como lo es el Joker (Guasón), dándole una justificada y fracturada historia de origen que va más allá de la parafernalia que suelen acostumbrarnos las películas basadas en cómics, tocando temas como los padecimientos mentales y la manera en la que la sociedad puede empujar a un individuo en un espiral de violencia y exploración personal. Sin importar cuál sea la posición del público ante este filme, no podemos negar la gran actuación y dirección que aquí precede, dándole suficiente fuerza para crear todo un suceso cinematográfica.

The Last Black Man in San Francisco

El director Joe Talbot nos ofrece una íntima historia de unos amigos que deambulan y sobreanalizan la idea de reclamar por derecho una residencia que fue construida por el abuelo de uno de ellos, para darnos uno de los filmes más honesto del año. En The Last Man in San Francisco seguimos de cerca a Mont (Jonathan Majors), y a su amigo Jimmie (Jimmie Falla), quienes buscan sobrellevar el día a día mientras se hacen presentes elementos culturales, raciales y de índole familiar que puede desbocar el anhelo de un hogar.

High Life

La prestigiosa y aclamada director Claire Denis nos adentra a un apasionado largometraje que juega con la idea de un futuro incierto en donde la fertilidad y la desolación van de la mano como si se tratase de un hipnótico experimento de la preservación humana en tiempos donde la vida se encapsula y el olvido se arroja a la infinidad. High Life llega a tocar elementos de fantasía y ciencia ficción como en algún momento lo hizo Solaris del maestro Andrei Tarkovsky, agregándole las bien logradas actuaciones de Juliette Binoche y Robert Pattinson. El filme puede dejarlos sin respuestas, pero nadie debería perderse la oportunidad de ser parte de este seductor y estéril viaje por el espacio.

Ford v Ferrari

Las películas inspiradas o basadas en sucesos reales suelen manejarse bajo una fórmula, pero en el caso del nuevo filme de James Mangold (Logan), nos narra de una manera no tan convencional la fascinante historia de un auto que cambió el mundo de las carreras en su momento, dando paso a verter las ambiciones y las personalidades de Carroll Shelby (Matt Damon) y su conductor Ken Miles (Christian Bale) para demostrarnos el poder del ingenio y la audacia para hacerle frente a la presión corporativa mientras se busca el sentido de libertad tras el volante.

John Wick Chapter 3 - Parabellum

¿Qué podemos decir de John Wick que no se haya mencionada? Simple y sencillamente la tercera parte no se hace esperar en darnos nuestra necesaria dosis de adrenalina con frenéticas peleas y creativas persecuciones para cazar al hombre, a la leyenda de los asesinos que Chad Stahelski ha venido tejiendo desde que dirigió el primer filme. Una vez más tenemos todo el salvajismo y la elegancia de sus coreografías empuñados en el Tour de Force de las películas de acción que llega a ser Keanu Reeves en compañía de Laurence Fishburne, Ian McShane y Halle Berry. ¡Ya queremos la cuarta parte!

Climax

Gaspar Noé (Enter the Void) no es un desconocido a la hora de lograr provocar una reacción en el público con propuestas arriesgadas y que en más de una ocasión ha llegado a aterrorizar a ciertos sectores. En esta ocasión nos trae una historia inspirada en eventos reales de una fiesta de baile que desciende a la locura infernal, pero sin perder su gran toque de ser un espectáculo audiovisual con hipnóticos números coreografiados que pasan por un equilibrado baile emocional e interpretativos que se dibujan en secuencias sin corte de gran duración.

Uncut Gems

El nuevo filme de Josh y Ben Safdie (Good Time) sorprenderá a propios y extraños y de paso le otorgará un respetable peldaño a la carrera de Adam Sandler, al mostrarnos una interpretación que nos transportará a un New York poco explorado, uno en donde el brillo de los diamantes no representa el poder de nadie, donde la emoción y el terror de nuestro protagonista queda expuesta a flor de piel y en su desesperada avaricia que lo convertirá en el verdugo de su propio destino.

A Hidden Life

La nueva obra maestra de Terrence Malick nos cuenta la valiente y conmovedora historia de Franz Jägerstätter (August Diehl), un agricultor que se niega a unirse al Tercer Reich y jurar lealtad a Hitler. A simple vista puede resultar un filme ya visto, pero al tratarse de Malick, uno recibe más de lo usual. Desde su estética poética pasando por la bella e íntima concepción cinematográfica que se acompaña de la sublime música de James Newton Howard, haciendo de este el esperado regreso del aclamado director a las películas narrativas de gran arte.

Monos

Probablemente Alejandro Landesse se transformará en uno de los directores más llamativos y con gran voz dentro de la industria cinematográfica, y con Monos nos deja claro su poderío detrás de la cámara y a la hora de contar una historia que podría definirse como una virtuosa fábula que combina los horrores de algo salido de Apocalypse Now y Lord of the Flies. En donde un grupo de jóvenes soldados se encargan de llevar a cabo la misión de cuidar un rehén mientras a la vez tratan de llevar una vida “normal” rodeada de paisajes naturales únicos que se transformarán en el escenario para evocar temas sobre control, sexo, miedo, lealtad y la autodestrucción que genera en uno la guerra.

Marriage Story

Con Marriage Story el director Noah Baumbach captura el cataclismo que puede llegar a hacer un divorcio, el cual arrasa con todo lo construido en el pasado, el presente y el futuro, llevando a las parejas a reconfigurar su lugar en el amor y en la familia. A todo eso le agregamos las actuaciones de Adam Driver y Scarlett Johansson y tenemos un filme agudo y representativo sobre el dolor, la furia y lo desgastante que puede ser una separación en donde al final solamente quedan las ruinas de un amor y el resentimiento del "hubiera".

The Nightingale

La película de venganza del año y que a la vez podría alejar a muchas personas que no están acostumbrada a la crudeza de dicho acto, no por ser visceral o realista, sino por la esencia que Jennifer Kent (The Babadook) creó con su nuevo filme, especialmente los primeros minutos de la película que sirven para justificar el abuso de poder. El filme al final de su metraje se transforma en una experiencia poderosa que marcará a más de una persona.

Honey Boy

Para quienes daban por muerta la carrera de Shia LaBeouf, pues se sorprenderán al ver Honey Boy, su filme debut como director, guionista y en el cual también actúa para contarnos una historia personal de abusos físicos y verbales por parte de su padre (papel que él mismo interpreta) mientras filmaba la serie de Disney "Even Stevens". Se dice que el actor preparó el guion de su filme mientras se encontraba en rehabilitación, lo cual le sirvió de catarsis para contar la desgarradora y honesta mirada a la relación que tenía su con su padre. Este filme puede tomarse como un acercamiento a los múltiples casos de jóvenes actores o cantantes que son explotados por familiares para obtener fortuna.

Parasite

Bong Joon-ho (The Host, Snowpiercer) nos trajo la que probablemente sea la película que sacudirá a todas las clases sociales, dejando estupefactos a quienes la miren mientrasn intentan procesar el reflejo de lo que a veces hacemos sin considerar las consecuencias. Parasite es una montaña rusa de emociones que se convierte en un mordaz drama-comedia sobre la ingenuidad familiar y la desgracia de la misma. Inclusive podría decirse que este filme es el que mejor maneja el tema de la condescendencia y el egoísmo social. Nos atrevemos a decir que este filme ya en la bolsa el Oscar a Mejor Película Extranjera.

A Beautiful Day in the Neighborhood

La directora Marielle Heller ha conjurado la necesaria historia de superación y esperanza del vecino más querido de los Estados Unidos. En donde conocemos la emotiva historia de amistad que surgió entre el escritor y reportero Lloyd Vogel (Matthew Rhys) y el presentador de televisión Fred Rogers (Tom Hanks). El filme nos muestra el proceso de conversión de alguien que dudaba de la bondad del presentador el cual le ayuda a reconciliar una relación rota antes de que sea demasiado tarde, así como la de lidiar con las emociones desagradables como la tristeza, la ira y la frustración. Entrañable y necesaria en estos tiempos.

MidSommar

Ari Aster (Hereditary) nos presenta un nuevo capítulo en los pasajes de su obsesivo y provocativo estilo de utilizar los temas familiares y humanos como detonantes de las pesadillas más retorcidas que el género de suspenso y terror pueden lograr. MidSommar no se va por los sustos baratos ni tampoco por el cliché de lo desconocido o lo que se oculta en la oscuridad, aquí a plena luz de día vemos como el folklore de una “festividad” va atrapando a fuego lento a nuestros protagonistas hasta llevarlos al borde de la locura.

Knives Out

Más allá de todo el debacle y malos resultados de Star Wars: The Last Jedi, el director y guionista Rian Johnson ha demostrado gran dominio a la hora de incursionar en diferentes géneros, ya sea con viajes en el tiempo tal como lo vimos en el filme de Looper, hasta filmes con un corte más orillado al Noir con Brick. Pero ahora, con Knives Out, se adentra al género de detectives o Whodunnit (¿Quién lo hizo?) que en algún momento popularizó la escritora Agatha Christie, con resultado positivo logra materializar una película divertida, inteligente y con los inesperados giros que tanto definen al género.

1917

Sam Mendes (Skyfall) nos lleva a la Primera Guerra Mundial para ir entre las trincheras en una experiencia cinematográfica sin igual (gracias al talento de Roger Deakins), y nos referimos a una proeza técnica y narrativa porque a simple vista pareciera que se rodó en solo dos tomas continuas, lo cual sirve para crear una mejor inmersión a la acción y lo que sucede a su alrededor. Es de esos filmes que nos exige ir a la sala más grande posible para disfrutar todo su esplendor bélico.

Jojo Rabbit

La comedia también tuvo grandes joyas durante el 2019, pero la que más resonó fue la absurda pero llena de corazón historia sobre un niño alemán de 10 años que tiene a Hitler como amigo imaginario y que descubre que su familia esconde a una niña judía en su hogar. ¿Suena loco verdad? Pero se trata de una combinación que solamente alguien como Taika Waititi (What We Do in the Shadows) puede hacer funcionar y de paso brindarnos una exploración en el quebrado equilibrio de lo que consideramos el bien y el mal.

The Irishman

La épica de Martin Scorsese (The Departed) es una master class de cine, del que se hace con amor y gran talento, algo que busca apelar más allá de las palomitas y las carcajadas, una experiencia cinematográfica de primera clase o como personalmente lo definimos: "La máxima declaración final al género de gángsters que en su momento le ayudó a consagrarse". Más allá de conocer la historia de Frank Sheeran (Robert De Niro), Russell Bufalino (Joe Pesci) y Jimmy Hoffa (Al Pacino), The Irishman nos habla sobre el paso del tiempo y el arrepentimiento que este genera en uno, transformándose en una sobresaliente epopeya sobre la corrupción y el deshonor del inframundo criminal.

The Farewell

La familia siempre será un tema fuerte y recurrente en el cine, aunque suena a queja, hablo de lo extenso que este tópico es y la directora Lulu Wang hace uso de dicho recurso para abordar la historia de una joven mujer (Awkwafina) que regresa a su natal China para visitar a su abuela enferma, una vez ahí descubre el intento de los demás miembros de la familia en mantener en secreto la terrible enfermedad que está acabando con la matriarca. The Farewell es un honesto recordatorio de que en ocasiones el núcleo de unión de nuestros seres está cimentado entre secretos y mentiras. El filme pasa de forma efusiva a lo desgarrador y a lo alegre, lo cual puede volverse en una historia que conecte con todo mundo.

Once Upon a Time in Hollywood

La novena de Quentin Tarantino se ambienta en el año de 1969, en un floreciente Hollywood que se encuentra en pleno choque contracultural, en donde conocemos a Rick Dalton (Leonardo Dicaprio) y a su fiel amigo y doble de acción Cliff Booth (Brad Pitt), así como a una joven y bella Sharon Tate (Margot Robbie) quienes terminan dentro del caótico mundo de la familia Manson, mientras a la vez, su director se encarga de armar una de las mejores carta de amor hacía el cine de dicha época, donde lo viejo está siendo superado por lo nuevo, como si se tratase de un aire de melancolía y deseo de luchar contra el inminente cambio de los tiempos.

The Souvenir

La director Joanna Hogg vierte sus vivencias de juventud en un Londres de los años ochenta, en donde nos muestra la vida de una joven estudiante de cine y su relación sentimental con un hombre mayor amante de la ópera y las drogas. Considerada una de las películas Coming of Age del año, The Souvenir no cae en el melodrama ya formulado de dicho subgénero, sino que ahonda en la relación y en como en realidad uno no cruza ese umbral a la vida adulta, sino que se lleva lo poco que queda de la juventud como parte de un recuerdo recurrente de la vida que alguna vez consideramos feliz y de esta forma mostrando que uno sigue atrapado en la nostalgia de un recuerdo.

The Lighthouse

Robert Eggers (The Witch) nos trae el deleite de la locura mismas en su nuevo filme de época The Lighthouse, en donde seguimos de cerca la rutinaria y frustrada vida de dos fareros o encargados de un faro costero, (Willem Dafoe y Robert Pattinson) quienes al verse como única compañía inician un inocente compañerismo para generarse un soporte emocional, pero mientras avance el filme el delirio y las tensiones interpersonales se asoman para generar conflictos que nos hacen preguntarnos si en verdad estamos hecho para la soledad o la misma obsesión de no caer en ella. Uno de los elementos que más nos cautivó es su presentación visual, grabado en blanco y negro a un formato de 4:3, con evidente luminosidad y granulado, nos brinda la sensación de estar viendo un filme de antaño o alguna fotografía familiar de los primeros años de la fotografía, la perfecta mezcla de elementos para representar la culpa, la vergüenza, la psicosis y la idea de maldición digna de un cuento de Howard Phillip Lovecraft o Edgar Allan Poe.

¡FELIZ AÑO NUEVO Y QUE EL 2020 VENGA LLENO DE BUEN CINE!

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.