Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Una Estrategia Ambiciosa

En una revelación que podría cambiar el panorama de los videojuegos tal como lo conocemos, el director financiero de Xbox, Tim Stuart, ha expresado el deseo de Microsoft de llevar Xbox Game Pass a consolas de PlayStation y Nintendo. Durante la cumbre Wells Fargo TMT, Stuart delineó una visión audaz: hacer que todos los contenidos y servicios de Microsoft estén disponibles "en cada pantalla que pueda reproducir un juego".

Más Allá de las Consolas

Esta "misión" de Microsoft no solo busca ampliar su alcance en el mundo gaming sino también aumentar significativamente los márgenes de beneficio de su división de juegos. Tradicionalmente enfocada en el negocio de consolas con márgenes bajos, la compañía ahora apunta a un enfoque más inclusivo y rentable.

El Papel de Activision Blizzard

La reciente adquisición de Activision Blizzard por $69 mil millones es un movimiento clave en esta estrategia. "Pensamos en la expansión de nuestra oferta en plataformas de alta rentabilidad como PlayStation y Nintendo", señaló Stuart. La compra no solo aporta juegos icónicos como Call of Duty a su catálogo, sino que también facilita la transición hacia un modelo de negocio con mayor margen de beneficio.

Compromisos y Expansiones

Antes de adquirir Activision Blizzard, la productora de Xbox ya había establecido acuerdos decenales para llevar Call of Duty a las plataformas de Nintendo y mantenerlo en las consolas de PlayStation, sujeto a la aprobación de los reguladores de competencia.

El objetivo final es claro: Xbox desea transformarse de un competidor tradicional a un colaborador omnipresente en el mundo gaming. "Vas a escuchar más de nosotros sobre un cambio de estrategia... Nuestra misión es llevar nuestras experiencias de primera mano y nuestros servicios de suscripción a todas las pantallas que puedan reproducir un juego", enfatizó Stuart.

La Visión de Phil Spencer

Phil Spencer, jefe de Xbox, ya había manifestado su deseo de "llevar Game Pass a todas partes", aunque reconoció en 2020 que "otras plataformas competitivas no están realmente interesadas en tener una experiencia completa de Xbox en su hardware". Spencer también identificó a Amazon y Google, más que a Sony y Nintendo, como los principales competidores en el negocio de los juegos en la nube.

Con esta estrategia, Microsoft no solo busca ampliar su presencia en el mercado sino también adelantarse a sus competidores tradicionales y emergentes. La pregunta clave es: ¿Cómo responderán Sony y Nintendo a esta propuesta de colaboración sin precedentes?

Vía [VGC]

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.