Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Desarrollar videojuegos no es un trabajo sencillo, pero tener que lidiar con fans enloquecidos tampoco es nada fácil. Masahiro Sakurai, señor de todos los reinos de Smash, protector de los crossovers y padre de los DLC, muestra su opinión respecto al tema de los comentarios en su columna de Famitsu.

Tras su presencia y colaboración durante el Tokyo Game Show y en los Japan Game Awards 2020, como cabeza del panel que otorga el Premio al Diseño de Juego, Sakurai compartió lo siguiente:

Sentí que los comentarios tienden a ser rudos. Tuve la impresión de que las personas tienden a amontonarse (en referencia a sus opiniones) y se sienten justificados. No pude soportarlo, así que tuve que cerrar la barra de comentarios, desafortunadamente no hay prácticamente ninguna solución para ésto.

Ésto da a entender que Sakurai siente que aquellos que comentan en streams, videos y foros sobre juegos tienden a ser no sólo vocales sino groseros. Teniendo experiencia con una base de fans tan grande como la de Smash y constantes reclamos de los personajes que no entran en su juego, seguramente este hombre ha tenido que lidiar con más de un videojugador que se siente con el derecho de criticar cada decisión de su vida.

El creador de Super Smash Bros. Ultimate tiene mucho camino por recorrer mientras trabaja en el más reciente parche de su juego que vió la inclusión de Steve de Minecraft, a lo que su propia base de jugadores reaccionó de formas bastante mixtas. Puede que yo no sea el mayor fan de Sakurai en el mundo, pero no quiero imaginar lo que es tener que lidiar con todos los trolls de internet y la montaña que los oculta, mientras se trabaja una cantidad inhumana de horas en un proyecto.

Fuente: Siliconera

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.