Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Si eres un ávido conocedor de la industria de los videojuegos entonces te será familiar la historia de cómo surgió PlayStation. En 1992 hubo un acuerdo entre Sony y Nintendo, en el que este último solicitaba que se diseñara un reproductor de discos para poder incluirlo en el Super Nintendo. Al final, dicha alianza se vio cancelada.

Sin embargo, de las 200 unidades que se crearon como prototipo, una resurgió de los confines más recónditos jamás antes visto (el ático de una familia en Philadelphia, Estados Unidos), que oficialmente no debería de existir porque todos estos prototipos fueron destruidos después de que Nintendo hiciera el acuerdo con Phillips (y surgieran esos terribles juegos de Zelda).

En resumidas cuentas, esta unidad sobrevivió porque el CEO de Sony en ese entonces, Olaf Olafsson, lo conservó entre sus cosas personales aún después de abandonar la compañía y de unirse a Advanta Corporation. Cuando esta compañía entró en bancarrota, se hicieron audiciones para que los empleados conservaran aquello que les interesara.

Es aquí donde entran los dueños actuales del prototipo Nintendo Play Station Super NES CD-ROM, Terry Diebold ganó la audición pagando 75 dólares. Cuando se dio cuenta de que tenía la unidad se la mostró a su hijo Dan, pero eventualmente se olvidaron de él y lo guardaron por varios años.

Un buen día, Dan ingresó a Reddit y vio una discusión que hablaba sobre el acuerdo de Sony y Nintendo, entonces casualmente mencionó que su padre tenía uno de esos prototipos. Nadie le creyó hasta que presentó pruebas y la palabra se esparció rápidamente. Debido a esto quisieron sacarle provecho a su fortuna por lo que han abierto una subasta para ver quién da más dinero por él.

Está claro que una pieza de la historia de los videojuegos como esta debería de pertenecer a un museo en realidad. El prototipo es capaz de ejecutar títulos de Super Famicom (la versión del SNES en Japón) y el lector de discos fue arreglado pero nunca hubo un juego compatible (solamente uno no oficial hecho por un programador), aunque puede reproducir música y mostrarte el nombre de la pista mientras juegas tu título de Super Nintendo.

Actualmente la subasta va en $145,000 dólares, algo bajo para las expectativas que tienen, pues ya alguien les había ofrecido $1,200,000 de dólares pero la rechazaron esperando obtener mucho más con la subasta. No cabe duda que la oferta aumentará en los 21 días que faltan para que termine la subasta, así que solo resta esperar al 6 de marzo para conocer el destino de esta pieza única y aparentemente invaluable (al menos hasta que termine la subasta).

Fuente: [ Engadget ] [ Heritage Auctions ]

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.