Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Tal vez en México parezcan vacaciones de semana santa, pero esto de la cuarentena es bastante serio. Italia es el claro ejemplo de cómo deberíamos estar viviendo esta pandemia del coronavirus: en nuestras casitas. Se decretó un encierro que comenzó desde el 9 de marzo, por lo que nadie podía salir de sus casas a no ser que lo hicieran para conseguir comida, medicinas, ir al trabajo o salir a cazar pokémon

Así como lo lees, un hombre de 31 años de edad se pasó por el encierro por el arco del triunfo y salió a las calles a jugar Pokémon Go. Al salir mirando el celular y deambulando por la acera, los oficiales lo detuvieron para interrogarlo ya que parecía no estar “cumpliendo” con las normas del encierro. Según el hombre tenía buenas razones para estar fuera, y esas eran jugar Pokémon Go. Lo más grave del asunto es que llevó consigo a su hija para usar la aplicación de realidad aumentada inspirada en Pokémon. Pero en sus propias palabras, alegando no estar haciendo nada indebido:

Tengo que cazar pokémon. 

Obviamente el hombre fue multado y así se convirtió en uno de los 43,000 que han sido sancionados a lo largo del país debido a infracciones contra el encierro. Y seguramente al principio todo esto sonó chistoso, pero tratemos de tomarlo con seriedad por un segundo y pensar que ese hombre pudo haber contraído el coronavirus, junto con su hija, solo por jugar Pokémon Go unos cuantos minutos. Italia ha reportado 475 muertes y 35,713 casos relacionados con el virus, según la Agencia de Protección Civil del país. Todo esto podría provocar que el encierro se prolongue hasta el 3 de abril.

Recuerden: es mejor quedarse en casa, leer The Hive Gaming y jugar todos los videojuegos que puedan.

Fuente [Leggo]

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.