Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Después del escándalo mediático protagonizado por Blizzard, con motivo de la suspensión de uno de sus jugadores de Hearthstone por comentarios en favor de Hong Kong durante una transmisión oficial y de que finalmente se redujera la penalización, el CEO de Activision Blizzard, Bobby Kotick, declaró en una reciente entrevista para la CNBC que no cree que sus juegos deberían ser plataformas para compartir opiniones políticas.

Cuando lo cuestionaron sobre si se consideraba un ejemplo en una era en la cual las personas voltean más a ver a los empresarios como líderes en lugar de a sus gobiernos, él respondió:

Nosotros no somos los operadores de las alcaldías del mundo, operamos comunidades para que se diviertan a través de los videojuegos.[...] Mi responsabilidad es asegurarme que nuestras comunidades se sientan seguras, cómodas, satisfechas y entretenidas. Así que no, eso no me da el derecho de tener una plataforma para expresar opiniones políticas.

Dando a entender que su trabajo como CEO no es el expresar sus opiniones en cuanto a política a través de plataformas relacionadas a los videojuegos de su compañía, sino el asegurarse del bienestar de la comunidad que consume dichos videojuegos y la satisfacción de sus accionistas y empleados.

Tomando en cuenta la reciente controversia cuando se le retiró el premio y se efectuó una suspensión en contra del jugador Chung “Blitzchung” Ng Wai, por comentarios relacionados a las protestas de Hong Kong en una entrevista post match, parece tomar más relevancia la respuesta de Bobby Kotick, ya que a pesar de pretender una aproximación mediática al asunto, las implicaciones de su declaración nos deja entre ver que Activision Blizzard no está dispuesta a dar espacio para libre expresión a sus jugadores, preocupándose más por los intereses de sus accionistas y mantener un punto neutro, políticamente hablando.

Quizás Blitzchung pudo escoger un mejor medio para realizar sus declaraciones, pero la clara falta de empatía de los directivos, al punto de tomar represalias en contra de uno de sus jugadores, deja un mal sabor de boca que todo el dinero de Activision Blizzard no puede quitar.

La entrevista fue más amplia y Bobby habló de temas menos controversiales, como sus inicios en la industria, entrevistas pasadas e incluso el demográfico de los juegos de la compañía en la actualidad. Pero el que haya salido a relucir su opinión sobre un tópico tan particular, deja mucho qué especular sobre cómo se conducirá la compañía en un futuro y también causando indignación en muchos de sus consumidores.

Fuente: [CNBC] [Kotaku]

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.