Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

En China se llevó a cabo una de las detenciones más grandes del mundo del gaming, pues la policía, con ayuda de Tencent, lograron identificar y aprehender a miembros de  una operación de venta de cheats (trampas) en Overwatch y Call of Duty Mobile.

Lo impresionante es el valor de los bienes incautados, que asciende a los $46 millones de dólares (~920 millones de MXN), los cuales incluían varios automóviles de lujo (que pueden verse en la portada). Las ganancias estimadas de este círculo criminal ascendieron a los $76 millones de dólares.

El nombre de esta operación criminal era “Chicken Drumstick” y sus ganancias eran tales porque cobraban entre $10 USD diarios y hasta $200 USD al mes por su “servicio” ilegal. La policía de Kunshan, en China, logró detener a 10 de los involucrados y destruyeron 17 cheats en el proceso.

La importancia del asunto yace en la creciente frecuencia de las personas que hacen trampas en distintos juegos, además que no simplemente es para los juegos públicos, sino que ha llegado a hacer aparición incluso en competencias. En general, a percepción de compañías como Tencent, dicha escala de trampas está arruinando el mundo del gaming, por lo tanto hacen lo posible por detener semejantes prácticas, que por lo visto son bastante lucrativas.

Fuente: BBC

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.