Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Hoy pensaba en Asuka corriendo para desearme un bonito jueves, entonces llegó la nación del State of Play y un tráiler captó mi atención: Aeon Must Die!

Un gran amigo mío me contó que estaba muy emocionado por este juego, pero casi de inmediato su emoción se transformó en angustia y me contó algo que yo no esperaba venir y que muy en el fondo esperaba que fuera mentira: el juego ya no tenía al equipo desarrollador original.

Limestone Games pretendía traernos una masacre de ciencia ficción existencialista, pero lo único que ha logrado es sorprendernos con un escándalo que involucra mentiras, robos, abusos laborales y mucho más

Mientras tú y yo disfrutábamos tranquilamente del State of Play, ex miembros del equipo desarrollador de Aeon Must Die decidió soltar un archivo de Dropbox repleto de información confidencial con respecto a sus experiencias vividas en Limestone Games. No puedo entrar tanto en detalles porque seguro se aburrirían con la línea del tiempo, sin embargo, podemos revisar los factores principales detrás de un estudio de videojuegos sin personal que planea “lanzar un juego” el año que entra. ¿Cómo? Esto es parte de lo que pasó.

Experiencias varias

El abuso laboral se hizo notorio con los típicos “Crunch times” que significa que tienes que entregar un producto en una cantidad de tiempo muy reducida de lo que era originalmente. Este tipo de cosas son comunes en la industria de los videojuegos, pero en Limestone Games esto era la norma e inclusive varios desarrolladores se preguntaban por qué administración debía mandar un “proyecto 2” dentro de un apretado horario de entrega, mermando la producción y atrasando el esfuerzo colectivo de los desarrolladores.

Desde cosas tan básicas como tener miedo de solicitar mejor equipamiento para trabajar y sentirse en mejores condiciones como convertir a un artista en todólogo para hacer desde rigging (esqueleto en 3D) hasta programación (de la cual en ocasiones no había experiencia ni entrenamiento previo). La compañía no se esforzaba en conseguir reemplazos o miembros de equipo que pudieran realizar el trabajo y es así como muchos miembros del equipo tenían que “hacer la chamba de otros” de manera obligatoria.

Supongo que es normal pensar: “Si soy artista 2D y después me piden ser gerente de arte 3D/animación pues me deben de pagar más por hacer más cosas y dividir mi tiempo”, ¿verdad? Pues no. Esta situación sucedió en repetidas ocasiones y jamás se discusión la división de labores, aumento de sueldo o cómo impactaría otras labores del puesto original.

“No te preocupes, yo me acuerdo de todo lo que estás haciendo. Tu esfuerzo será recompensado”, dijo uno de los directivos haciendo un “trato amigable” e inclusive ofreciendo un asistente a un empleado, pero sin mencionar el monto de la compensación ni cómo funcionaría, sin contrato nuevo. Es más, el contrato original no estaba en manos del empleado y jamás se le otorgaría una copia.

Limestone Games tendría la idea de que el equipo debía trabajar en proyectos alternos para poder sustentar la existencia del estudio y así permitir el progreso en Aeon Must Die (AMD), por lo cual muchos miembros del equipo se cuestionaban si no era más fácil enfocar los esfuerzos en terminar el juego para entonces trabajar en proyectos alternos, pero realmente el miedo estaba en el aire.

La saga del robo

En junio del 2020, el personal de Limestone Games tuvo que abandonar la compañía por condiciones laborales inhumanas con razones como tiempos de entrega imposibles, cambios de fecha para entrega constantes, acoso, abuso, corrupción, y manipulación. Cuando el equipo desarrollador contrató a un abogado para descubrir la verdad sobre la compañía, descubrieron que la compañía y la propiedad intelectual habían sido adquiridas en silencio por el fundador. Cualquier intento para establecer dialogo y resolver la situación de manera privada fue rechazada por la gerencia y sus inversores mayoritarios.

El CEO de Limestone Games ignoró la existencia del abogado del equipo y pasó por alto cualquier tipo de contacto además de enviar correos con amenazas legales, acusaciones legales y despidió ilegalmente a todos antes de la fecha de renuncia. Para empeorar las cosas, tras el despido, hizo lo que algunas compañías hacen en países de Latinoamérica con Conciliación y Arbitraje: Ponerle una mancha en el expediente de los empleados, esencialmente mermando sus posibilidades de ser contratados en un futuro porque para el gobierno eres visto como un mal empleado.

El proyecto fue esencialmente robado del equipo, quienes pedían ayuda del Publisher, quien pidió evidencia para después descartarla y decir que todo iba a proceder como lo planeado y así es como el tráiler de State of Play llegó a nuestras pantallas. Según declaraciones y evidencia, básicamente les dijeron: “Deberían rifarse con el proyecto y pensar en su futuro”. Dicho esto, hacia un equipo que había trabajado esencialmente sin contrato y sin salario.

Esto es rascar la superficie, pues los problemas van más allá del robo, pues existen declaraciones escritas y narradas de los miembros del equipo donde detallan sus experiencias de abuso en la compañía.

Te lo dejo para que lo revises (en perfecto inglés): Dropbox de los Ex empleados de Limestone.

Una situación triste y desafortunada, pues el sueño de muchos gamers y creativos es poder trabajar en un videojuego, en hacer realidad todo eso que alguna vez imaginaron.

¿Y si te pasara a ti? ¿Qué harías?

Fuente: [Tráiler que contiene el Dropbox original] [Dropbox]

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.