Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

En el mundo del entretenimiento, pocas cosas desatan tantas pasiones como los videojuegos. Pero, ¿qué sucede cuando la línea entre la pasión y el acoso se difumina? The Last of Us Part II, uno de los títulos más esperados y controvertidos de los últimos tiempos, nos ofrece una mirada inquietante sobre esta realidad. A través de los ojos de Laura Bailey, actriz que dio vida a Abby, exploramos las sombras de la fama y el precio de contar historias audaces en la industria del videojuego.

La Controversia que Dividió a los Fans

El lanzamiento de The Last of Us Part II se convirtió en un campo de batalla digital, con opiniones encontradas que rápidamente escalaban a conflictos abiertos. En el centro de la tormenta estaba Abby, personaje clave cuya acción desató la ira de una parte de la comunidad. La muerte de Joel, figura emblemática del primer juego, a manos de Abby, no fue solo un giro narrativo audaz por parte de Naughty Dog, sino también el detonante de una oleada de hostilidades hacia quienes dieron vida a esta historia.

El Precio de la Interpretación: Laura Bailey y el Acoso en Línea

Laura Bailey, reconocida por su papel como Abby, se vio sumergida en un mar de amenazas que alcanzaron un nivel profundamente personal. El acoso no solo se dirigía a ella, sino que se extendía a su familia, incluyendo a su hijo de apenas dos años. En el documental Grounded II: The Making of The Last of Us Part II, Bailey compartió, entre lágrimas, cómo esta experiencia la llevó a reevaluar su relación con el público y la exposición en redes sociales.

Este no es un caso aislado. La industria del videojuego ha visto cómo el acoso en línea se ha convertido en una problemática recurrente, especialmente dirigido hacia las mujeres en posiciones visibles. Desde desarrolladoras hasta actrices de doblaje, muchas han levantado la voz sobre el impacto negativo de esta toxicidad en su vida profesional y personal.

Mirando Hacia el Futuro: La Responsabilidad de los Fans y Creadores

El caso de Laura Bailey invita a una reflexión sobre la cultura fanática y la responsabilidad compartida entre creadores y comunidad. A medida que The Last of Us continúa expandiendo su universo, con adaptaciones y posibles secuelas en el horizonte, surge la pregunta: ¿cómo podemos, como fans, contribuir a un entorno más sano y respetuoso?

Un Llamado a la Empatía y el Respeto

El viaje de The Last of Us Part II desde su anuncio hasta su lanzamiento ha sido un espejo de las pasiones que los videojuegos pueden despertar. Sin embargo, la experiencia de Laura Bailey subraya la importancia de recordar que detrás de cada personaje, historia o juego, hay personas reales.

A medida que avanzamos hacia el futuro, el desafío será cultivar una comunidad que pueda apasionarse, debatir y, sobre todo, respetar.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.