Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

El streaming en Twitch se pone raro de vez en cuando, porque en un momento estás viendo a un niño de 8 años volverse jugador profesional de Fortnite, pero de repente alguien se tatúa a Pokimane en la espalda y a tu streamer favorito le extirpan el apéndice para que no se muera.

La primera historia comienza en los oscuros y temibles rincones de Twitch y su sección ‘Just Chatting’, ese lugar donde puedes encontrar a personas de todo tipo y donde TODO puede pasar. 

El streamer Clint1717, quien tenía unos 25,000 seguidores cuando esto sucedió, estaba haciendo un streaming en su bañera, sin agua, en donde solo platicaba con sus seguidores mientras estos ocasionalmente donaban o se suscribían para hacer girar una rueda de la fortuna.

La donación de $75 USD particularmente te permitía obtener tres posibles recompensas: nada, nada o un tatuaje. Y sí, alguien donó, giraron la ruleta y se ganó que el streamer se tatuara “algo”Y como el mundo del Internet es peculiar, por decirlo de alguna forma, la persona que realizó la donación le pidió que se tatuara “Pokimane”, y así lo hizo.

Increíble pensar lo que algunos llegan a hacer por dinero en Internet. Clint asegura que los tatuajes son completamente reales, lo que significa que ahora Pokimane será parte de la vida de este streamer para siempre. 

Mientras todo este “increíble contenido” se generaba en Twitch, el famoso Ludwig tuvo que ser trasladado al hospital debido a un problema severo con su apéndice.

Ludwig es un streamer que tiene más de 1.6 millones de seguidores en su canal de Twitch y 1.3 millones en su canal de YouTube, y aunque hoy no venimos a ver sus números, es importante conocerlos para entender mejor lo que sucedió.

Números tan grandes en redes sociales pueden deberse a muchas cosas, pero en el caso de Ludwig es por la calidad y consistencia de su contenido. Dicho esto, debes saber que el streamer anunció que se tomaría un descanso de las plataformas. Lamentablemente el 4 de marzo, con apenas un par de días “descansando”, anunció que tenía problemas de apéndice:

Para su suerte, la operación fue un éxito y ahora sólo necesita descansar… en sus vacaciones. Qué ironía. Nadie, mucho menos él, imaginó que tendría que “descansar” de esta forma en sus vacaciones.

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.