Elige el plan PRIVATE por tan solo $80 MXN al mes y consigue entradas a los mejores eventos. Ver más

Woldemberg Pérez Zúñiga,  el joven chiapaneco estudiante del quinto semestre de Ingeniería en Tecnologías y Desarrollo de Software en la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), decidió aprovechar  su confinamiento durante la pandemia para darle color al drama supernatural Macario, cinta de 1960 dirigida por Roberto Gavaldón y protagonizada por Ignacio López Tarso y Pina Pellicer que es sin duda una de las películas más reconocidas del cine mexicano.

Durante la cuarentena, Pérez Zúñiga aprendió sobre programación a través de la comunidad Deoldify que se dedica a desarrollar inteligencia artificial, y bajo el respaldo académico que ha recibido de la UNACH, decidió probar sus conocimientos coloreando fragmentos de Macario como un proyecto personal, ya que la cinta es la película favorita de él y de su padre. El estudiante, temiendo infringir derechos de autor al darle color a la película sin fines de lucro, intentó comunicarse con el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) pero nunca recibió respuesta.

Macario cuenta la historia de un indígena sumamente pobre que tiene esposa y varios hijos y se dedica a vender leña en el pueblo. Harto de una vida de privaciones y apuros, manifiesta que su mayor anhelo es poder comerse él solo un pavo, sin tener que compartirlo con nadie. Cuando Macario se dispone a comérselo, Dios, el Diablo y la Muerte se le aparecen para pedirle que lo comparta. Solo le da a la Muerte (Enrique Lucero) y ésta a cambio le entrega una botella de agua que cura cualquier enfermedad. Pronto gana mucho más dinero que el doctor del pueblo, pero también llama la atención de la temida Santa Inquisición. Todo esto ocurre en la víspera del Día de Muertos

 

Fuente: [AC]

¡Compártelo en tus redes!

Imagen de cookies

Este sitio web usa cookies, se usan para personalizar el contenido, mejorando la experiencia en el sitio y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico.